Vitamina B (general)

descripción

Las vitaminas B son componentes clave de enzimas (coenzimas) importantes en el cuerpo y por lo tanto son responsables de catalizar una amplia gama de reacciones bioquímicas. La falta de vitaminas del grupo B conduce a muchos de los síntomas de deficiencia que a menudo no se dejan reconocer como tales. La cantidad diaria recomendada de vitaminas del grupo B varía para cada vitamina y no es particularmente alto. En general, se puede decir que muchas personas necesitan dosis mucho más altas.

Tanto el estrés como el consumo de café y alcohol conducen a un marcado aumento en la necesidad de vitaminas B. Además, nuestra dieta occidental es rica en "calorías vacías" (azúcares y carbohidratos refinados), que suministran energía, pero que no contienen, o no en suficiente cantidad, nutrientes que son necesarios para procesar adecuadamente esta energía. En particular, las vitaminas del grupo B son a menudo escasas en nuestra dieta. Además, los niños y las mujeres embarazadas y lactantes tienen una mayor necesidad de vitaminas del complejo B.

actuación

Las vitaminas del complejo B tienen, entre otras, las siguientes propiedades:

• El metabolismo energético: muchas de sus reacciones químicas están relacionadas con la conversión de los alimentos en energía (ciclo del ácido cítrico, la glucólisis, la fosforilación oxidativa). Sin embargo, las vitaminas B también son importantes en otras reacciones, tales como en el metabolismo de los hidratos de carbono, ácidos grasos y aminoácidos.
• Sistema nervioso: las vitaminas B juegan un papel importante en el sistema nervioso y pueden utilizarse para ofrecer alivio a las personas que están sujetas a estrés y agotamiento.
• La piel, el cabello y las mucosas: las vitaminas B mejoran la condición de la piel y el cabello, así como de los tejidos en y alrededor de la boca.
• Relajante muscular: los niveles óptimos de vitaminas del grupo B mejoran el tono muscular en el tracto intestinal.

Las funciones del complejo de la vitamina B en su conjunto, como han sido resumidos anteriormente, son, de hecho, un resultado sinérgico (más que la suma de sus partes) de las funciones de las vitaminas B por separado. Las vitaminas del grupo B a menudo trabajan juntas en un complejo y dependen de otras vitaminas B para poder realizar adecuadamente sus actividades individuales. Por eso es importante que las vitaminas B sean administradas como un complejo en una dosis suficientemente alta.

Forma de co-enzima activa
Con respecto a la absorción óptima de vitaminas del complejo B no sólo es importante que se administre una cantidad significativa o que las vitaminas B trabajen sinérgicamente. También es importante que la bioquímica de su conversión sea efectiva. En primer lugar, las vitaminas del complejo B inactivas deben transformarse a su forma biológicamente activa. Esto es principal en, entre otras, B2, B6, ácido fólico y B12.

Mediante el suministro de vitaminas B en su forma de co-enzima los problemas de conversión se omiten, lo que resulta en una mayor disponibilidad biológica, una mejor absorción y una carga menor para el hígado. Esto ofrece beneficios, en particular para las personas que sufren problemas en el hígado, y también para aquellos que tienen un metabolismo muy sensible. Por ejemplo, en el cuerpo, la enzima reductasa metiltetrahidrofolato (MTHFR) convierte el ácido fólico en activo 5-metiltetrahidrofolato (MTHF). Sin embargo, la investigación muestra que en muchas personas esta conversión no avanza todo lo eficiente que debería, lo que lleva a una síntesis activa subóptima de 5-MTHF.

Esto también se aplica a la vitamina B12 (cobalamina), donde el proceso de conversión a las formas de metilo y adenosylcobalamine activos se realiza muy lentamente y de manera inadecuada. El cuerpo sólo utiliza cobalamina cuando se combina con el factor intrínseco (IF), una proteína producida por la mucosa gástrica. Niveles insuficientes de frecuencia IF han sido  encontrados en la práctica y pueden ser causados por una respuesta autoinmune contra el SI o por la atrofia de la mucosa gástrica. Esto ocurre frecuentemente en los ancianos, en los que la absorción de la vitamina B12 se reduce significativamente. Para eludir estos y otros problemas relacionados con la complejidad de la conversión de las vitaminas B, en los suplementos nutricionales se usan preferiblemente las formas co-enzimas activas.

Breve visión de conjunto del complejo B
Las diferentes vitaminas del grupo B son sinérgicamente responsables de una serie de funciones corporales. Por favor refiérase a las monografías de las vitaminas del complejo B por separado para obtener más información. Las áreas de acción más importantes se resumen a continuación.

B1, tiamina, es una coenzima que descompone los carbohidratos, liberando así la energía que se utiliza principalmente en el cerebro y el sistema nervioso.
B2, riboflavina-5-fosfato, es una parte de la coenzima flavinemononucleotide (FMN) y flavina-adeninedinucleotide (FAD) que están involucradas en el metabolismo de la energía celular y los metabolismos de proteínas, ácidos grasos y carbohidratos. Además, es importante para la síntesis de glutatión. El glutatión es uno de los antioxidantes más importantes en el cuerpo humano.
B3, niacina, nicotinamida, es un bloque de construcción para las coenzimas NAD + y NADP + y es, por lo tanto, importante para la acción de más de 200 enzimas, por ejemplo, en el metabolismo energético. La vitamina B3 es de gran importancia para el cerebro y el sistema nervioso, para la reducción de LDL-colesterol, la circulación de la sangre, la síntesis de hormonas y metabolismo de la glucosa. Además, la vitamina B3 desempeña un papel importante en la formación de células rojas de la sangre y en la protección del ADN. La variante flush-free (sin efecto ruborizante), hexanicotinato de inositol, tiene la misma área de acción, sin embargo, tiene muy poco o ningún efecto secundario.
B4, colina, es un componente de fosfatidilcolina, una parte importante de la membrana celular que es, entre otros, la que participa en el metabolismo del colesterol y ácidos grasos. Es un precursor de la acetilcolina, el principal neurotransmisor en el sistema nervioso parasimpático. La acetilcolina contribuye al descanso y regeneración del cuerpo. Por último, se trata de un bloque de construcción para grupos metilo que ayudan a mantener los niveles de homocisteína adecuados.
B5, ácido pantoténico, desempeña un papel esencial en el metabolismo celular y, una vez convertido a co-enzima A (CoA), ayuda en la producción de energía de los hidratos de carbono, ácidos grasos y proteínas. La vitamina B5 es un precursor de CoA, que es un cofactor para más de 70 procesos metabólicos. La hipercolesterolemia, la artritis reumatoide y el estrés son algunas de sus indicaciones.
B6, piridoxal-5-fosfato (P5P), consiste en un número de diferentes compuestos, de los cuales P5P es el más activo. Como cofactor para más de 140 enzimas, P5P está involucrado en una serie de reacciones bioquímicas, entre las que se encuentra el metabolismo de las proteínas, ácidos grasos y carbohidratos. La deficiencia puede conducir a la hiperhomocisteinemia, lo que aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Los niveles de vitamina B6 marginales (nivel P5P de 20-30 nmol / l) o la deficiencia de vitamina B6, por lo general, pasa desapercibida pero, a largo plazo, puede contribuir al desarrollo de varias enfermedades (crónicas).
B8, biotina, es una co-enzima de 5 carboxilasas, las enzimas que transfieren un grupo carboxilo. Estas enzimas son importantes para la síntesis de ácidos grasos, la gluconeogénesis, el catabolismo de aminoácidos y en la conversión de los alimentos en energía (ciclo del ácido cítrico). La vitamina B8 tiene un gran número de aplicación en otros campos.
B10, PABA (ácido para-aminobenzoico), es, de hecho, un aminoácido que puede absorber la radiación ultravioleta (filtro UV) y tiene un efecto beneficioso sobre la calidad del cabello y la piel.
Ácido fólico activo, juega un papel clave en el metabolismo de aminoácidos, la metilación y la síntesis de ADN. Las alteraciones en la metilación (tales como la hiperhomocisteinemia) pueden tener consecuencias graves, como infarto de miocardio, problemas de conducta y demencia.
B12, metilo y adenosil cobalamina, es esencial para el cerebro y el sistema nervioso. Está implicado en la formación de la sangre (que es un cofactor en la formación de la hemoglobina) y está involucrado en la producción de energía a partir de ácidos grasos y proteínas. La vitamina B12 tiene varias formas cobalamina para las que la conversión es compleja e ineficiente; este no es el caso en metilo y adenosil cobalamina. Con mayor frecuencia, la causa de deficiencia es la falta de factor intrínseco (FI). Una deficiencia de vitamina B12 puede conducir a una serie de problemas (neurológicos) de salud.

indicaciones

•    fatiga
•    estrés
•    agitación
•    irritabilidad
•    nerviosismo
•    depresión
•    insomnio
•    pérdida de apetito
•    la lengua o la boca dolorosa (sensación de ardor)
•    anemia
•    Neuritis óptica
•    problemas de la piel
•    alcoholismo
•    molestias de la menopausia

contraindicaciones

No se conocen contraindicaciones para la dosis de vitaminas del complejo B que se encuentran comúnmente en los complementos alimenticios.

efectos secundarios

Cuando se toman con el estómago vacío, las fórmulas complejas de vitaminas B pueden causar un olor fuerte y desagradable, así como causar náuseas. Estos efectos secundarios disminuyen en intensidad (o incluso no se producen) cuando el complejo de vitamina B se toma durante una comida. Además, la orina puede ser brillante o amarillo oscuro después de la ingesta de fórmulas complejas de vitamina B. Esto es causado por la excreción de un posible exceso de riboflavina y es completamente inofensivo.

interacciones

La piridoxina puede acelerar la descomposición de los medicamentos de L-DOPA para la enfermedad de Parkinson, lo que hace que sea menos eficaz. Varios antibióticos pueden disminuir los niveles de vitamina B6 y ácido fólico en el cuerpo humano. Por el contrario, el ácido fólico inhibe los fármacos antiepilépticos fenitoína y fenobarbital. También pueden ocurrir otras interacciones con medicamentos y otros productos sanitarios. Por favor, consulte a un especialista.

sinergismo

Las vitaminas B muestran una fuerte sinergia. Por lo tanto, cuando se administran vitaminas B individuales, siempre es aconsejable administrar también (o, en algunos casos, incluso reemplazar las vitaminas B individuales con) una fórmula compleja de vitaminas B. Además, es importante que se utilicen cantidades significativas de vitaminas B.

referencias

  1. Vitamin B6 (pyridoxine and pyridoxal 5'-phosphate) - monograph. Altern Med Rev 2001; 6: 87-92.
  2. Brandsch R. Regulation of gene expression by cofactors derived from B vitamins. J Nutr Sci Vitaminol (Tokyo) 1994; 40: 371-99.
  3. Canty DJ, Zeisel SH. Lecithin and choline in human health and disease. Nutr Rev 1994; 52: 327-39.
  4. Colodny L, Hoffman RL. Inositol--clinical applications for exogenous use. Altern Med Rev 1998; 3: 432-47.
  5. Jariwalla RJ. Rice-bran products: phytonutrients with potential applications in. Drugs Exp Clin Res 2001; 27: 17-26.
  6. Kelly GS. Folates: supplemental forms and therapeutic applications. Altern Med Rev 1998; 3: 208-220.
  7. Kelly GS. Nutritional and botanical interventions to assist with the adaptation to stress. Altern Med Rev 1999; 4: 249-265.
  8. Marquet A, Bui BT, Florentin D. Biosynthesis of biotin and lipoic acid. Vitam Horm 2001;61:51-101
  9. Murray MT. Encyclopedia of Nutritional Supplements. Rocklin, CA, USA: Prima Publishing, 1996.
  10. Refsum H. Folate, vitamin B12 and homocysteine in relation to birth defects and. Br J Nutr 2002; 85 Suppl 2: S109-S13.
  11. Rodriguez-Martin JL, Qizilbash N, Lopez-Arrieta JM. Thiamine for Alzheimer's disease. Cochrane Database Syst Rev 2001; CD001498.
  12. Rosenberg IH. B vitamins, homocysteine, and neurocognitive function. Nutr Rev 2001; 59: S69-73; discus.
  13. Said HM. Biotin: the forgotten vitamin. Am J Clin Nutr 2002; 75: 179-80.
  14. Seshadri N, Robinson K. Homocysteine, B vitamins, and coronary artery disease. Med Clin North Am 2000; 84: 215-37.
  15. Smith AD. Homocysteine, B vitamins, and cognitive deficit in the elderly. Am J Clin Nutr 2002; 75: 785-76.
  16. Swain R. An update of vitamin B12 metabolism and deficiency states. J Fam Pract 1995; 41: 595-600.
  17. Tahiliani AG, Beinlich CJ. Pantothenic acid in health and disease. Vitam Horm 1991; 46: 165-228.
  18. Tavintharan S, Kashyap ML. The benefits of niacin in atherosclerosis. Curr Atheroscler Rep 2001 Jan;3(1):74-82.
  19. Urbano G, Lopez-Jurado M, Aranda P, Vidal-Valverde C, Tenorio E, Porres J. The role of phytic acid in legumes: antinutrient or beneficial function? J Physiol Biochem 2000; 56: 283-94.
  20. Ward M. Homocysteine, folate, and cardiovascular disease. Int J Vitam Nutr Res 2001; 71: 173-18.
  21. Werbach MR. Nutritional strategies for treating chronic fatigue syndrome. Altern Med Rev 2000; 5: 93-108.

Cookies

Si continúa haciendo clic en nuestra página, usted autoriza a que utilicemos cookies. Con ellas recopilamos datos y hacemos un seguimiento de lo que hacen nuestros visitantes en nuestra web. Con esta información mejoramos nuestra página y mostramos información adaptada a sus intereses. Si no acepta cookies, no podrá ver ningún vídeo ni compartir contenido en redes sociales. Más información.

Ajuste personalizado de cookies