Probiótico

descripción

Los probióticos aparecen a menudo en la prensa debido a sus posibles efectos saludables.
Antes de tratar el Bacillus coagulans vamos a observar los probióticos en general. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) los probióticos son mono culturas o culturas mixtas de micro organismos vivos que después de ser ingeridos en suficiente cantidad ejercen efectos saludables sobre de las células corporales del huésped. Los probióticos  influyen el equilibrio microbiótico del intestino.  Los expertos en medicina ortomolecular  (o los especialistas en nutrición) los suelen prescribir después de una toma de antibióticos o para tratar las infecciones fúngicas. Además existen varios alimentos a los que se les añaden probióticos.

  
Mundialmente se utilizan varias cepas de probióticos, tanto en complementos nutritivos como en alimentación. Sin embargo, las investigaciones han demostrado que la mayoría de las cepas resultan inestables a temperatura ambiente.  Por este motivo, se congelan y desecan o encapsulan para mantener las cepas vivas durante la producción,  el almacenamiento y la exposición a los jugos gástricos y la bilis.  Esto significa que solamente un pequeño porcentaje de probióticos queda disponible para la flora intestinal. Sin embargo, el B. coagulans forma una excepción llamativa.  Gracias a su forma de espora, este micro organismo sobrevive en su viaje hacia el tracto gastrointestinal sin preparaciones especiales previas. 

  
Los probióticos que forman esporas como el Bacillus coagulans, son tan estables que sobreviven al calor generado por el proceso de fabricación de las tabletas, algo que los probióticos normales apenas lo consiguen o no pueden en absoluto.  Por esta razón, ahora se pueden producir probióticos en forma de tabletas (masticables). 

  
Las cepas probióticas derivadas del B. coagulans son bastones gram positivos que producen esporas y ácido lácteo. La palabra ‘bacillus’ significa ‘bastón’. En el 1932 Horowitz y Wlassowa aislaron y describieron el B. coagulans que al principio llamaron Lactobacillus sporogenes. A partir de sus características bioquímicas  se ha cambiado su nombre. Desde entonces el nombre completo es Bacillus coagulans en vez de Lactobacillus sporogenes, aunque ocasionalmente todavía se sigue utilizando este nombre. 

  
El B. coagulans tiene unas características únicas. Las bacterias están rodeadas de una capa de proteínas parecida a la que tiene una espora, que les protege contra los efectos de los ácidos gástricos. De este modo llegan mejor al intestino delgado donde brotan pero no colonizan.  Es un habitante temporal del intestino, un llamado transeúnte.  El B. coagulans requiere un medio de crecimiento que consiste en hidratos de carbono fermentables y proteínas presentes en la nutrición. 

actuación

La salud del tracto gastrointestinal depende entre otros de una flora intestinal equilibrada. Esto quiere decir, un equilibrio en que las bacterias beneficiosas florecen y controlan las bacterias posiblemente dañinas. El B. coagulans apoya la flora intestinal contribuyendo al cambio del medio ambiente intestinal. La flora intestinal mejora porque el sobre-crecimiento de las bacterias patógenas está contrarrestado. 

  
Las investigaciones in Vitro han demostrado que el B. coagulans produce ácidos grasos de cadena corta, bacteriocinas y sustancias similares que son absorbidos por las mucosas y las células epiteliales del intestino como nutrientes. Las bacteriocinas son proteínas que funcionan como antibacteriales contra otras bacterias gram positivas y negativas.  Otras investigaciones in Vitro han demostrado que las cepas probióticas derivadas del B. coagulans tratan las infecciones intestinales y fortalecen el sistema inmune. Además, hay una inhibición de las especies reactivas al oxigeno y una estimulación de la fagocitosis, el proceso de la destrucción de las partículas  patógenas Asimismo hay indicaciones de que el B. coagulans actúa contra hongos, virus y levaduras. 

indicaciones

Diarrea durante el uso de antibióticos
Un meta análisis que unía los resultados de 10 ensayos clínicos randomizados desde 1986 ha demostrado que el B. coagulans resulta el probiótico más prometedor para la prevención de la diarrea a consecuencia del uso de antibióticos. Otro ensayo clínico con 98 niños ha demostrado que la aplicación del B. coagulans resulta efectivo en el tratamiento de la diarrea después del uso de los antibióticos. Los niños que tomaron el B. coagulans dejaron de tener diarrea más rápido. 

  
Prevención y tratamiento de la diarrea debido al síndrome del intestino irritable
El síndrome del intestino irritable, conocido por el abreviamiento inglés IBS (inflammatory bowel syndrome), es una afección intestinal crónica caracterizada por un trastorno de la motilidad intestinal (peristaltismo intestinal). Los síntomas típicos son dolor abdominal, hinchazón, diarrea y/o estreñimiento, ya reconocía que los probióticos mejoran la flora intestinal y la transición intestinal.  

  
Dos ensayos clínicos que han investigado los efectos de las cepas probióticas del B. coagulans en el síndrome IBS, han concluido que la aplicación del B. coagulans resulta efectiva en el tratamiento del IBS. La frecuencia de evacuar mediante diarrea, el hinchazón, el dolor abdominal y la flatulencia disminuyeron en los pacientes investigados en estos ensayos. 

  
Prevención y tratamiento de la diarrea de niños
Una investigación en la India de niños recién nacidos con diarrea a consecuencia de una infección aguda del rotavirus, ha demostrado que el uso del B. coagulans puede disminuir la cantidad de episodios de diarrea y además abreviarlas. Otros dos ensayos indican que el B. coagulans no ejerce influencia alguna sobre la enterocolitis necrotizante, una afección intestinal común en bebes prematuros.

  
Flatulencia
Un ensayo clínico con 61 adultos ha demostrado que los síntomas dicgestivos como el dolor gástrico, dolor abdominal y flatulencia pueden mejorar significativamente con el uso diario de comprimidos probióticos con el B. coagulans. El mecanismo de acción se atribuye al hecho de que los probióticos producen enzimas que ayudan a la digestión de los nutrientes. Además, ayudan a bajar el pH. De este modo mejoran la digestión y se evita la formación de levaduras y los gases acompañantes.  

   
Intolerancia a la lactosa
Las cepas probióticas del B. coagulans producen, entre otras, lactasa. Esta enzima ayuda a digerir la lactosa.

  
Mejora del perfil de los lípidos del suero y reducción del colesterol

El B. coagulans ejerce una efecto positivo sobre el perfil de lípidos en animales y hombres. El B. coagulans se liga con el colesterol en el intestino y posiblemente inhibe la enzima que forma el colesterol, la HMG-reductasa. 

  
Fortalece el sistema inmune
Un ensayo con 10 pacientes que estuvieron expuestos al virus que causa resfriados y gripe demostró que el B. coagulans fortalece el sistema inmune. Se observó una mejoría en la respuesta inmunológico celular (la reacción de células T) al adenovirus y a los virus de influenza A, aumentando la citocina TNF-α. 

   
Salud bucal

  • Aftas: Se ha comprobado que una dosis diaria de dos tabletas de probiótico con cepas de B. coagulans (120 millones de unidades, que forman colonias) puede evitar un brote de aftas bucales. Después de 2 ó 3 días, la mayoría de las aftas habían desaparecido.
  • Caries: Las bacterias que causan caries se encuentran sobre todo en la saliva. Unos ejemplos de bacterias que pueden causar caries son Streptococcus mutans y Lactobacillus. Estas bacterias  producen sustancias ácidas que bajan el pH y que causan un aumento en la disolución del esmalte dental (hidroxiapatita cálcica).  Investigaciones con niños han demostrado que se puede prevenir la formación de caries practicando enjuagues regulares con las cepas de B. coagulans y otros probióticos (L. rhamnosus y Bifidobacterium).
  • Gingivitis: Debido a sus efectos anti inflamatorios los enjuagues con una solución con probióticos puede resultar positiva para la salud gingival. 

  
Infecciones vaginales
Las mujeres que frecuentemente padecen de infecciones vaginales pueden obtener un gran beneficio con el uso de los probióticos. Un ensayo en que participaron 44 mujeres con vaginitis específica tomaron dos veces al día tabletas con B. coagulans. Las personas con Trichomonas o Candida albicans estuvieron excluidas del ensayo. Al final de la investigación, la mayoría de las mujeres indicaron que el picor y el flujo vaginal habían disminuido. Los efectos beneficiosos se atribuyen a los cambios del grado de acidez vaginal causado por el ácido láctico producido por el B. coagulans. Las mujeres post menopáusicas respondían más lentamente al tratamiento, pero experimentaron también una mejoría de los síntomas de la vaginitis.

  
Artritis reumatoide
Debido a la función antiinflamatoria y moduladora del sistema inmune, algunos investigadores esperan efectos positivos del uso del B. coagulans y otras bacterias que producen acido láctico en patologías con inflamaciones crónicas como la artritis. Una investigación de prueba (pilot study) con 44 hombres y mujeres adultas  afectados por la enfermedad auto inmune artritis (reumatoide), indica que el tratamiento con B. coagulans resulta efectivo como intervención complementaria a los medicamentos anti inflamatorios comunes. En la mayoría de los pacientes disminuyeron los síntomas como dolor y molestias. En el grupo del tratamiento también se observó una disminución del nivel de la PCR, un marcador común para procesos inflamatorios.

contraindicaciones

No se conoce contra indicaciones de los probióticos derivados de las cepas del B. coagulans, tampoco con dosis muy elevadas.

efectos secundarios

Los ensayos clínicos realizados no mencionan efectos adversos graves. Al comienzo del tratamiento puede haber un aumento de la formación de gases y leves calambres abdominales que son inherentes al uso de los pre y probióticos. Estos efectos están provocados por los procesos de fermentación del ambiente intestinal. Después de una semana el cuerpo se adapta y desaparecen estos leves efectos. 

interacciones

Igual que otros probióticos, las cepas del B. coagulans pueden interaccionar con los antibióticos. También son posibles interacciones con otros medicamentos regulares o naturales. En este caso consulte a un experto. 

dosis

La dosis diaria que mencionan todas las investigaciones varía entre 100 millones hasta 5 mil millones de unidades colonizantes. Se observa que varias investigaciones utilizan cepas patentadas. En relación con el mejor momento de la ingestión de los probióticos que forman esporas como el Bacillus coagulans, no hay una preferencia determinada porque las bacterias sobreviven el tránsito estomacal y llegan intactas al intestino. 

referencias

  1. Adami A, Cavazzoni V. Occurrence of selected bacterial groups in the faeces of piglets fed with Bacillus coagulans as probiotic. J Basic Microbiol 1999;39:3-9.
  2. Baron M. Apatented strain of Bacillus coagulans increased immune response to viral challenge. Postgrad Med 2009;121:114-118.
  3. Bergey D. Bergey’s Manual of Determinative Bacteriology. 9th ed. Baltimore, MD: The Williams and Wilkens Company; 1993.
  4. Chandra RK. Effect of Lactobacillus on the incidence and severity of acute rotavirus diarrhea in infants. A prospective, placebo-controlled double-blind study. Nutr Res 2002;22:65-69.
  5. Czaczyk K, Trojanowska K, Mueller A. Antifungal activity of Bacillus coagulans against Fusarium sp. Acta Microbiol Pol 2002;51:275-283.
  6. Dolin BJ. Effects of a proprietary Bacillus coagulans preparation on symptoms of diarrhea-predominant irritable bowel syndrome. Methods Find Exp Clin Pharmacol 2009;31:655-659. Hun L. Bacillus coagulans significantly improved abdominal pain and bloating
  7. Dutta P, Mitra U, Dutta S, et al. Randomised controlled clinical trial of Lactobacillus sporogenes (Bacillus coagulans), used as a probiotic in clinical practice, on acute watery diarrhea in children. Trop Med Int Health 2011;16:555-561.
  8. Endres JR, Clewell A, Jade KA, et al.Safety assessment of a proprietary preparation of a novel probiotic, Bacillus coagulans, as a food ingredient. Food Chem Toxicol 2009;47:1231-1238.
  9. Gilliland SE. Health and nutritional benefits from lactic acid bacteria. FEMS Microbiol Rev 1990;7:175-188.
  10. Hyronimus B, Le Marrec C, Urdaci MC. Coagulin, a bacteriocin-like inhibitory substance produced by Bacillus coagulans I4. J Appl Microbiol 1998;85:42-50.
  11. in patients with IBS. Postgrad Med 2009;121:119-124.
  12. Jindal G, Pandey RK, Agarwal J, Singh M. A comparative evaluation of probiotics on salivary mutans streptococcicounts in Indian children. Eur Arch Paediatr Dent 2011;12:211-215.
  13. Johnston BC, Supina AL, Ospina M, Vohra S. Probiotics for the prevention of pediatric antibiotic-associated diarrhea. Cochrane Database Syst Rev 2007;(2):CD004827.
  14. Joint FAO/WHO Working Group Report on Drafting Guidelines for the Evaluation of Probiotics in Food. London, Ontario, Canada; April 30 and May 1, 2002.
  15. Kalman DS, Schwartz HI, Alvarez P, et al. A prospective, randomized, doubleblind, placebo-controlled parallel-group dual site trial to evaluate the effects of a Bacillus coagulans-based product on functional intestinal gas symptoms. BMC Gastroenterol 2009;9:85.
  16. Kodali VP, Sen R. Antioxidant and free radical scavenging activities of an exopolysaccharide from a probiotic bacterium. Biotechnol J 2008;3:245-251.
  17. Kumar ORM, Christopher KJ. Feeding of L. sporogenes to rabbits. Indian Vet J 1989;66:896-898.
  18. La Rosa M, Bottaro G, Gulino N, et al. Prevention of antibiotic-associated diarrhea with Lactobacillus sporogenes and fructo-oligosaccharides in children. A multicentric double-blind vs placebo study. Minerva Pediatr 2003;55:447-452. [Article in Italian]
  19. Majeed M, Prakash L. LactosporeO: The Effective Probiotic. Piscataway, NJ: NutriScience Publishers,Inc.; 1998.
  20. Mandel DR, Eichas K, Holmes J. Bacillus coagulans: a viable adjunct therapy for relieving symptoms of rheumatoid arthritis according to a randomized, controlled trial. BMC Complement Altern Med 2010;10:1.
  21. Mathur SN, et al. Sporlac therapy in treatment of aphthous stomatitis. Uttar Pradesh State Dent J 1970;11:7-12. Cited in: Majeed M, Prakash L. Lactospore®: The Effective Probiotic. Piscataway, NJ: NutriScience Publishers, Inc.; 1998.
  22. Mohan JC, Arora R, Khalilullah M. Preliminary observations on effect of Lactobacillus sporogenes on serum lipid levels in hypercholesterolemic patients. Indian J Med Res 1990;92:431-432.
  23. Riazi S, Wirawan RE, Badmaev V, Chikindas ML. Characterization of lactosporin, a novel antimicrobial protein produced by Bacillus coagulans ATCC 7050. J Appl Microbiol 2009;106:1370-1377.
  24. Sari FN, Dizdar EA, Oguz S, et al. Oral probiotics: Lactobacillus sporogenes for prevention of necrotizing enterocolitis in very low-birth weight infants: a randomized, controlled trial. Eur J Clin Nutr 2011;65:434-439.
  25. Sharma JK, Kapoor KK, Mukhija RD. Clinical trial of Sporlac in the treatment of recurrent aphthous ulceration. Uttar Pradesh State Dent J 1980;11:7-12.
  26. Shirodkar NV, Sankholkar PC, Ghosh S, Nulkar SM. Multi-centre clinical assessment of Myconip vaginal tablets in non-specific vaginitis. Indian Pract 1980;33:207-210.
  27. Smirnov VV, Reznik SR, V’iunitskaia VA, et al. The effect of the complex probiotic Sporolact on the intestinal microbiocenosis of warm-blooded animals. Mikrobiol Z 1995;57:42-49. [Article in Russian]

Cookies

Si continúa haciendo clic en nuestra página, usted autoriza a que utilicemos cookies. Con ellas recopilamos datos y hacemos un seguimiento de lo que hacen nuestros visitantes en nuestra web. Con esta información mejoramos nuestra página y mostramos información adaptada a sus intereses. Si no acepta cookies, no podrá ver ningún vídeo ni compartir contenido en redes sociales. Más información.

Ajuste personalizado de cookies