Ubiquinol

descripción

En el cuerpo hay dos formas de co-enzima Q10 liposoluble: la forma reducida, el ubiquinol (la mayor parte) y la forma oxidada, la uibiquinona. Los complemento nutritivos con Q10 contienen preferiblemente ubiquinol. El ubiquinol se absorbe mejor (porque es más hidrosoluble), es un antioxidante con una disponibilidad directa, y tiene una vida media más larga que la ubiquinona. La mayoría de las investigaciones científicas se han hecho con ubiquinona porque todavía no tenian ubiquinol a su disposición. Sin embargo, para conseguir el mismo efecto en la salud, la dosis de ubiquinol es mucho más baja que la de ubiquinona. Además, a consecuencia del avance de la edad o por enfermedades, puede haber trastornos en la transformación de la ubiquinona al ubiquinol.  La co-enzima Q10 es el único antioxidante liposoluble que puede producir el propio cuerpo. El uso de complementos de ubiquinol sería deseable cuando la síntesis endógena (desde la tirosina) resulta insuficiente, como por ejemplo al envejecer (a partir de 40 años la síntesis de co-enzima Q10 disminuye progresivamente), por enfermedad, estrés oxidativo o uso de medicamentos (entre otros las estatinas). El uso de los complementos de ubiquinol no crea pereza corporal, como a veces se ha pensado, y no ejerce influencia sobre la síntesis endógena . El ubiquinol cuenta con muchas aplicaciones clínicas.

actuación

Su papel en la producción de energía
La co-enzima Q10 es esencial para la producción de energía (ATP) de las mitocondrias y cambia su rol como donante de electrones (ubiquinol) a receptor de electrones (ubiquinona) durante el ciclo de la respiración celular. Sobre todo los tejidos y órganos que contienen muchas mitocondrias en las células con una producción alta de energía como el corazón, el cerebro, los músculos, el páncreas, los riñones y el hígado requieren mucha co-enzima Q10 para su funcionamiento. 

Efecto antioxidante
La co-enzima Q10 (en la forma de ubiquinol) es un potente antioxidante liposoluble y captador de los radicales libres, que protege entre otros a las lipoproteínas, el ADN, las proteínas y membranas contra el daño oxidativo. El ubiquinol además puede reciclar otros antioxidantes (liposolubles) como la vitamina E. El aumento del estrés oxidativo está caracterizado por el aumento del estado redox de la co-enzima Q10 (la proporción de la ubiquinona relacionado con la cantidad total de la co-enzima Q10). El envejecimiento conlleva un aumento del estrés oxidativo sistémico, por lo tanto hay una correlación entre el avance de la edad y el incremento del estado redox de la co-enzima Q10 sérico.

Influencia sobre la expresión de los genes
El ubiquinol ejerce una influencia sobre la expresión de diversos genes. La registrada actividad antiinflamatoria del ubiquinol está asociada con la inhibición de la expresión de la interleucina-6, TNF-α y el NF-κB. El uso de complementos de ubiquinol (150 mg/día) retrasa la gama glutamil transferasa (GGT) por medio de la inhibición de la expresión del gen GGT1. Un aumento de GGT plasmática está asociado con inflamación, estrés oxidativo y aumento de riesgo de desarrollo de diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares. Además, el ubiquinol ejerce influencia sobre los genes que están involucrados en la apoptosis y la diferenciación celular. El uso de complementos de ubiquinol reduce el nivel del colesterol LDL y sobre todo disminuye la cantidad de partículas pequeñas arterogénicas de LDL 

indicaciones

  • Envejecimiento: El ubiquinol (más que la ubiquinona) ayuda a las personas mayores a mantener la vitalidad mental y física, puede prevenir o retrasar los procesos degenerativos (patogénicos).
  • Enfermedades cardiovasculares: Se recomienda el uso de complementos nutritivos con ubiquinol en hipertensión, enfermedades coronarias, angina pectoral, infartos cardiacos, operaciones by pass, fallo cardiaco, ictus, cardiomiopatías y trastornos del ritmo cardiaco. El ubiquinol mejora la producción de energía cardiaca y protege el corazón contra el estrés oxidativo, contrarresta la oxidación del LDL, reduce el nivel de Lp(a) (el factor de riesgo de las enfermedades cardiovasculares), disminuye la viscosidad sanguínea y mejora la función del endotelio. Un meta análisis sistémico indica que el uso de complementos de la co-enzima Q10 para la hipertensión esencial conduce a la disminución de la presión arterial sistólica y diastólica en un promedio de 16 y 10 mmHg respectivamente. La aplicación de ubiquinol en pacientes con fallo cardiaco conduce a una reducción de las molestias y una mejoría del pronóstico. Niveles bajos de co-enzima Q10 sérico está correlacionada (independiente) con las cardiopatías y el incremento del riesgo de muerte. 
  • Diabetes tipo 2, síndrome de la resistencia a la insulina: el ubiquinol protege las células beta del páncreas contra el daño oxidativo, incrementa la sensibilidad a la insulina, mejora el control glucémico y favorece la tensión. Además, el ubiquinol contribuye a la prevención de las complicaciones de la diabetes como la neuropatía diabética, la retinopatía y la nefropatía.
  • Enfermedades neurodegenerativas: El ubiquinol (en dosis altas) protege las neuronas y puede ser aplicada en la prevención y el tratamiento de las afecciones neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer, Parkinson, esclerosis amiotrófica lateral y la enfermedad de Huntington. La co-enzima Q10 reduce el estrés oxidativo y los marcadores inflamatorios y mejora los síntomas de fatiga y depresión en pacientes con esclerosis múltiple.
  • Migraña: El uso a largo plazo de la co-enzima Q10 puede reducir la intensidad y la frecuencia de crisis de migraña.
  • Afecciones pulmonares: las personas mayores con neumonía se recuperan mejor y más rápido si, además de tomar los antibióticos, usan co-enzima Q10 (200mg/día). La administración de la co-enzima Q10 reduce la necesidad de los cortico-esteroides en personas con asma bronquial. EPOC es una enfermedad sistémica; el estrés oxidativo juega un papel importante en el proceso patológico. En EPOC hay un bajón del ratio entre  el ubiquinol y la ubiquinona del suero. 
  • Pre-eclampsia: El uso de complementos con co-enzima Q10 (100mg ubiquinol diarios aprox.) disminuye el riesgo de la pre-eclampsia durante el embarazo.
  • Infertilidad masculina: la infertilidad masculina (idiopática) está asociada con el estrés oxidativo y con el nivel bajo de co-enzima Q10 y vitamina E sérica. Con el uso de co-enzima Q10 (200mg ubiquinol diarios) la calidad del esperma puede mejorar significativamente y de este modo aumenta la posibilidad de embarazo.
  • Debilidad del sistema inmune: una deficiencia de co-enzima Q10 disminuye las defensas, por ejemplo, en personas que padecen de sida y posiblemente aumenta el riesgo de desarrollar cáncer.
  • Síndrome de fatiga crónica: El uso de los complementos de co-enzima Q10 (200 mg/día) y NADH (20 mg/día) reduce la fatiga, el estrés oxidativo y mejora la producción de energía por las mitocondrias.
  • Deporte: ubiquinol mejora la resistencia física y la fuerza máxima, combate el cansancio y limita el daño muscular causado por el esfuerzo.
  • Otras indicaciones: Las personas con un nivel bajo de co-enzima Q10 sérico pueden notar una reducción de la tinnitus crónica si utilizan complementos de co-enzima Q10 . Varias investigaciones humanas con co-enzima Q10 han demostrado resultados positivos en diversas indicaciones, entre otros, en la degeneración macular relacionada con la edad, autismo, fibromialgia, sordera relacionado con la edad (presbiacusia) y enfermedades renales crónicas.

contraindicaciones

No se conocen.

efectos secundarios

El ubiquinol es un complemento muy seguro y en las dosis indicadas no tiene efectos adversos. Tampoco con su uso a largo plazo.

interacciones

Las estatinas reducen la biosíntesis de la co-enzima Q10; en este caso se recomienda complementar esta sustancia con extractos de ubiquinol. EL ubiquinol protege contra los efectos dañinos de la ciclosporina (riñones) y el paracetamol (hígado).  El ubiquinol aumenta el efecto hipotensor del enalapril. Posiblemento hay más interacciones. Consúltelas con un profesional.

dosis

El efecto del ubiquinol depende de la dosis. La dosis recomendable varía entre 50-300 mg diarios, dependiendo de la indicación. Se recomienda repartir la dosis a lo largo del día.

sinergismo

Para las indicaciones cardiovasculares se puede utilizar, además del ubiquinol, (entre otros) Vitamina E, vitamina C, ácido alfa lipoico, L-arginina, L-carnitina, folato, magnesio y ajo.

referencias

  1. Alcocer-Gómez E, Cano-García FJ, Cordero MD. Effect of coenzyme Q10 evaluated by 1990 and 2010 ACR Diagnostic Criteria for Fibromyalgia and SCL-90-R: four case reports and literature review. Nutrition. 2013;29(11-12):1422-5.
  2. Alf D, Schmidt ME, Siebrecht SC. Ubiquinol supplementation enhances peak power production in trained athletes: a double-blind, placebo controlled study. J Int Soc Sports Nutr. 2013;10:24.
  3. Ates O, Bilen H, Keles S et al. Plasma coenzyme Q10 levels in type 2 diabetic patients with retinopathy. Int J Ophthalmol. 2013;6(5):675-9.
  4. Bhagavan HN, Chopra RK. Plasma coenzyme Q10 response to oral ingestion of coenzyme Q10 formulations. Mitochondrion. 2007;7(S):S78-88.
  5. Castro-Marrero J, Cordero MD, Segundo MJ et al. Does oral coenzyme Q10 plus NADH supplementation improve fatigue and biochemical parameters in chronic fatigue syndrome? Antioxid Redox Signal. 2015;22(8):679-85.
  6. Cooper JM, Korlipara LV, Hart PE et al. Coenzyme Q10 and vitamin E deficiency in Friedreich's ataxia: predictor of efficacy of vitamin E and coenzyme Q10 therapy. Eur J Neurol. 2008;15(12):1371-9.
  7. Farazi A, Sofian M, Jabbariasl M et al. Coenzyme q10 administration in community-acquired pneumonia in the elderly. Iran Red Crescent Med J. 2014;16(12):e18852.
  8. Feher J, Kovacs B, Kovacs I et al. Improvement of visual functions and fundus alterations in early age-related macular degeneration treated with a combination of acetyl-L-carnitine, n-3 fatty acids, and coenzyme Q10. Ophthalmologica. 2005;219(3):154-66.
  9. Fotino AD, Thompson-Paul AM, Bazzano LA. Effect of coenzyme Q10 supplementation on heart failure: a meta-analysis. Am J Clin Nutr. 2013;97(2):268-75.
  10. Fouad AA, Jresat I. Hepatoprotective effect of coenzyme Q10 in rats with acetaminophen toxicity. Environ Toxicol Pharmacol. 2012;33(2):158-67.
  11. Groneberg DA, Kindermann B, Althammer M et al. Coenzyme Q10 affects expression of genes involved in cell signalling, metabolism and transport in human CaCo-2 cells. Int J Biochem Cell Biol 2005;37:1208-18.
  12. Gvozdjáková A, Kucharská J, Bartkovjaková M et al. Coenzyme Q10 supplementation reduces corticosteroids dosage in patients with bronchial asthma. Biofactors. 2005;25(1-4):235-40.
  13. Gvozdjáková A, Kucharská J, Dubravicky J et al. Coenzyme Q10, α-Tocopherol, and Oxidative Stress Could Be Important Metabolic Biomarkers of Male Infertility. Dis Markers. 2015;2015:827941.
  14. Gvozdjáková A, Kucharská J, Ostatníková D et al. Ubiquinol improves symptoms in children with autism. Oxid Med Cell Longev. 2014;2014:798957.
  15. Henchcliffe C, Beal MF. Mitochondrial biology and oxidative stress in Parkinson disease pathogenesis. Nat Clin Pract Neurol 2008;4:600-9.
  16. Hodgson JM, Watts GF, Playford DA et al. Coenzyme Q(10) improves blood pressure and glycaemic control: a controlled trial in subjects with type 2 diabetes.  Eur J Clin Nutr 2002;56(11):1137-42.
  17. Hosoe K, Kitano M, Kishida H et al. Study on safety and bioavailability of ubiquinol (Kaneka QH) after single and 4-week multiple oral administration to healthy volunteers. Regul Toxicol Pharmacol. 2007;47(1):19-28.
  18. Ishikawa A, Homma Y. Beneficial effect of ubiquinol, the reduced form of coenzyme Q10, on cyclosporine nephrotoxicity. Int Braz J Urol. 2012;38(2):230-4.
  19. Ishikawa A, Kawarazaki H, Ando K et al. Renal preservation effect of ubiquinol, the reduced form of coenzyme Q10. Clin Exp Nephrol. 2011;15(1):30-3.
  20. Khan M, Gross J, Haupt H et al. A pilot clinical trial of the effects of coenzyme Q10 on chronic tinnitus aurium. Otolaryngol Head Neck Surg. 2007;136(1):72-7.
  21. Langsjoen PH, Langsjoen AM. Supplemental ubiquinol in patients with advanced congestive heart failure. BioFactors 2008;32:119-128.
  22. Littarru GP, Tiano L. Clinical aspects of coenzyme Q10: an update. Nutrition. 2010;26(3):250-4.
  23. Mancuso M, Orsucci D, Volpi L et al. Coenzyme Q10 in neuromuscular and neurodegenerative disorders. Curr Drug Targets. 2010;11(1):111-21.
  24. Mikhin VP, Kharchenko AV, Rosliakova EA et al. Application of coenzyme Q(10) in combination therapy of arterial hypertension. Kardiologiia. 2011;51(6):26-31.
  25. Molyneux SL, Florkowski CM, George PM et al. Coenzyme Q10: an independent predictor of
  26. mortality in chronic heart failure. J Am Coll Cardiol 2008;52:1435-41.
  27. Mortensen SA, Rosenfeldt F, Kumar Aet al. The effect of coenzyme Q10 on morbidity and mortality in chronic heart failure: results from Q-SYMBIO: a randomized double-blind trial. JACC Heart Fail. 2014;2(6):641-9.
  28. Murata T, Ohtsuka C, Terayama Y.  Increased mitochondrial oxidative damage and oxidative DNA damage contributes to the neurodegenerative process in sporadic amyotrophic lateral sclerosis. Free Radic Res. 2008;42(3):221-5.
  29. Onur S, Niklowitz P, Jacobs G et al. Ubiquinol reduces gamma glutamyltransferase as a marker of oxidative stress in humans. BMC Res Notes. 2014;7:427.
  30. Rosenfeldt F, Marasco S, Lyon W et al. Coenzyme Q10 therapy before cardiac surgery improves mitochondrial function and in vitro contractility of myocardial tissue. J Thorac Cardiovasc Surg. 2005;129(1):25-32.
  31. Rosenfeldt FL, Haas SJ, Krum H et al. Coenzyme Q10 in the treatment of hypertension: a meta-analysis of the clinical trials. J Hum Hypertens. 2007;21(4):297-306.
  32. Rosenfeldt FL, Pepe S, Linnane A et al. Coenzyme Q10 protects the aging heart against stress: studies in rats, human tissues, and patients. Ann N Y Acad Sci. 2002;959:355-9.
  33. Safarinejad MR, Safarinejad S, Shafiei N et al. Effects of the reduced form of coenzyme Q10 (ubiquinol) on semen parameters in men with idiopathic infertility: a double-blind, placebo controlled, randomized study. J Urol. 2012;188(2):526-31.
  34. Safarinejad MR. The effect of coenzyme Q10 supplementation on partner pregnancy rate in infertile men with idiopathic oligoasthenoteratozoospermia: an open-label prospective study. Int Urol Nephrol. 2012;44(3):689-700.
  35. Salami A, Mora R, Dellepiane M et al. Water-soluble coenzyme Q10 formulation (Q-TER(®)) in the treatment of presbycusis. Acta Otolaryngol. 2010;130(10):1154-62.
  36. Sandor PS, Di Clemente L, Coppola G et al. Efficacy of coenzyme Q10 in migraine prophylaxis: a randomized controlled trial. Neurology. 2005;64(4):713-5.
  37. Sanoobar M, Dehghan P, Khalili M et al. Coenzyme Q10 as a treatment for fatigue and depression in multiple sclerosis patients: A double blind randomized clinical trial. Nutr Neurosci. 2015 Jan 20.
  38. Schmelzer C, Lindner I, Rimbach G et al. Functions of coenzyme Q10 in inflammation and gene expression. Biofactors. 2008;32(1-4):179-83.
  39. Schmelzer C, Niklowitz P, Okun JG et al. Ubiquinol-induced gene expression signatures are translated into altered parameters of erythropoiesis and reduced low density lipoprotein cholesterol levels in humans. IUBMB Life. 2011;63(1):42-8.
  40. Shi TJ, Zhang MD, Zeberg H et al. Coenzyme Q10 prevents peripheral neuropathy and attenuates neuron loss in the db-/db- mouse, a type 2 diabetes model. Proc Natl Acad Sci U S A. 2013;110(2):690-5.
  41. Shoko D, Fuji K, Kurihara T. The effect of the reduced form of coenzyme Q10 (ubiquinol, Kaneka QHTM) on QOL improvement in the elderly. J Clin Therap Med. 2008;24:233-238.
  42. Singh RB, Niaz MA. Serum concentration of lipoprotein(a) decreases on treatment with hydrosoluble coenzyme Q10 in patients with coronary artery disease: discovery of a new role.  Int J Cardiol 1999;68(1):23-9.
  43. Teran E, Hernandez I, Nieto B et al. Coenzyme Q10 supplementation during pregnancy reduces the risk of preeclampsia. Int J Gynaecol Obstet 2009;105:43-5.
  44. Wada H, Goto H, Hagiwara S et al. Redox status of coenzyme Q10 is associated with chronological age. J Am Geriatr Soc. 2007;55(7):1141-2.
  45. Wada H, Hagiwara S, Saitoh E et al. Increased oxidative stress in patients with chronic obstructive pulmonary disease (COPD) as measured by redox status of plasma coenzyme Q10. Pathophysiology. 2006;13(1):29-33.
  46. Yamashita S, Yamamoto Y. Simultaneous detection of ubiquinol and ubiquinone in human plasma as a marker of oxidative stress. Anal Biochem. 1997;250(1):66-73.

Cookies

Si continúa haciendo clic en nuestra página, usted autoriza a que utilicemos cookies. Con ellas recopilamos datos y hacemos un seguimiento de lo que hacen nuestros visitantes en nuestra web. Con esta información mejoramos nuestra página y mostramos información adaptada a sus intereses. Si no acepta cookies, no podrá ver ningún vídeo ni compartir contenido en redes sociales. Más información.

Ajuste personalizado de cookies