Probiótico oral

descripción

Cada vez hay más indicaciones de que las bacterias orales no tan solo tiene una función local sino que también están relacionadas con los efectos sistémicos. De este modo, los estudios epidémicos demuestran la relación entre periodontitis y las enfermedades crónicas como la diabetes tipo II, las enfermedades cardiovasculares,  la obesidad y posiblemente también la enfermedad de Alzheimer.

Se conoce ya que los probióticos, en la dosis terapéutica adecuada, pueden influir en la salud de la flora gastrointestinal y de esta manera ejercer un efecto positivo en la salud humana en general. Hay una clara asociación del sistema gastrointestinal y la prevalencia de varios problemas de salud. La función del probiótico en relación con la salud oral cada vez está más en el punto de mira de la ciencia, porque ya no se puede negar la importancia de la prevención y el tratamiento de las enfermedades orales.

Investigaciones recientes demuestran que las bacterias probióticas específicas ejercen un efecto positivo sobre la flora oral e inhiben los patógenos bucales. Sobre todo los lactobacilos parecen ser capaces de restablecer y/o mantener el ecosistema micro biótico de la boca.

actuación

La composición micro biótica deseada de la boca depende de un equilibrio estable entre las llamadas bacterias favorables y las bacterias potencialmente patógenas. Bajo la influencia de las factores externos, por ejemplo, por malos hábitos alimenticios, el equilibrio queda trastornado y a consecuencia puede haber un sobre-crecimiento de patógenos orales. Esta disbiosis de la flora bucal es la primera causa de la gingivitis y la periodontitis. 

En el desarrollo de las enfermedades periodontales predominan algunas bacterias. De este modo la Streptococcus mutans y la Streptococcus sobrinus  debido a sus características acidificantes resultan muy cariogénicas. Otros patógenos que juegan un papel importante en la patogénesis de las enfermedades periodontales son las Porphyromonas gingivalis y Aggregatibacter actinomycetemcomitans. La periodontitis se considera un factor de riesgo independiente para el desarrollo de diversas enfermedades crónicas debido a la migración de los patógenos de la boca al riego sanguíneo. Al tragar la saliva con las bacterias de la flora bucal ellas ejercen una influencia constante sobre el sistema intestinal. Así se observa también una asociación entre los trastornos de la flora intestinal y diversas enfermedades.  

Los ensayos con lactobacilos orales demuestran que determinadas variedades tiene efectos inhibidores potentes de los patógenos dominantes.  Sobre todo la L. paracasei, L. plantarum, L. rhamnosus, L. casei, L. fermentum y L. salivarius tiene, entre otros, un efecto anti cariogénico y anti patógeno potente. Estas bacterias beneficiosas tienen, aparte de sus características anti micro bióticas, también propiedades anti inflamatorios y modulan de las citocinas pro y antiinflamatorios. Por la autoproducción de las bacteriacinas, estas bacterias influyen en la recuperación de la barrera oral. 

La recolonización de la flora bucal con ayuda de las bacterias adecuadas parece ser un paso imprescindible para la prevención y el tratamiento de las enfermedades orales y para optimizar la salud en general. Una combinación de los nombrados lactobacilos tiene una función sinérgica y por lo tanto tiene un efecto curativo óptimo.

indicaciones

Periodontitis
La periodontitis  pertenece a las enfermedades microbianas más comunes del mundo. Las consecuencias de esta enfermedad no se limitan a la cavidad bucal. Es una afección multifactorial con la disbiosis bacteriana como causa básica. En la periodontología  y la implantalogía, el tratamiento de la periodontitis se basa en la inhibición y la resistencia a la colonización de los patógenos acidificantes de la placa dental. La combinación de antisépticos y antibióticos suele disminuir los patógenos, sin embargo, el problema es que suele haber una mala respuesta en esta terapia. Al cabo de un tiempo, la flora de las placas volverá de nuevo a la composición inicial.
   
Además, prevalece cada vez más la multirresistencia bacteriana y, por lo tanto, hay una necesidad de un distinto enfoque del problema. Varias investigaciones comprobaron el efecto positivo de la recolonización de la flora oral con las bacterias probióticas adecuadas. 
Las investigaciones in Vitro, investigaciones con animales y algunos ensayos clínicos demuestran que la interferencia y la inhibición directa de los (potenciales) patógenos, puede cambiar la composición de la flora de la placa y convertirla en menos cariogénica y menos periodonto-patógena. Además, se ha observado una reducción de las citocinas inflamatorias que están involucradas en la patogénesis de la periodontitis, entre ellos IL-1β, IL-6, IL-8, PGE2 y TNF-a.

Permeabilidad intestinal, colon irritable, enfermedad intestinal inflamatoria y alergias alimentarias
La buena salud depende en gran parte de una flora intestinal sana. La boca es la puerta de acceso al sistema gastrointestinal y tragando la saliva (1-1,5 l./día) ejerce la flora oral influencia sobre la flora intestinal. De este manera, una investigación in Vitro demuestra cambios de la flora intestinal, de la permeabilidad del epitelio intestinal por ejemplo debido a la presencia de P. gingivalis. Una mala flora oral causa una aportación constante de bacterias indeseables al tracto intestinal.  Si esta situación dura mucho tiempo puede empeorar la función barrera de la mucosa intestinal. Al final esta situación viciosa puede conducir a las afecciones intestinales inflamatorias (EII), colon irritable (SCI) y las alergias alimentarias.

Los lactobacilos orales pueden influir en los periodonto-patógenos y mejorar la respuesta inmunológica, de este modo favorecen la salud oral y corrigen la disbiosis de la flora intestinal.  La recuperación de la flora bucal afecta a las posibilidades terapéuticas de afecciones intestinales. Algunas investigaciones aleatorias con grupos de control demostraron que las bacterias probióticas inhiben los síntomas inflamatorios y aumentan los episodios de remisión en EII, específicamente en la colitis ulcerosa. Los lactobacilos en sí tienen además características que pueden contribuir a la recuperación del sistema intestinal.

Se puede observar:
•    Un incremento considerable de la tolerancia inmune, entre otros por el aumento de las células T reguladoras y por el aumento de la interleucina anti inflamatoria IL10 usando respectivamente L.plantarum y L.paracasei.
•    Los efectos favorecedores del L. rhamnosus en el tratamiento de la colitis ulcerosa y SCI.
•    La homeostasis anti microbiana del sistema completo oro-gastro intestinal.
•    La función antagonista del L. fermentum de las especies bacterias patógenas como la Listeria monocytogenes, Salmonella typhi, Salmonella enteriditis y Escherichia coli.
•    Además  L. fermentum tiene una actividad alta de l-galactosidasa que puede jugar un papel en la intolerancia a la lactosa. Según un meta análisis recientemente publicado se puede aplicar el L. fermentum  en la colitis ulcerosa y EII.

Enfermedad de Alzheimer
La periodontitis puede causar enfermedades inflamatorios sistémicas crónicas y contribuir al desarrollo de la enfermedad de Alzheimer. Una investigación con animales demuestra que los periodonto-patógenos se pueden infiltrar en el cerebro y dañar las neuronas. Otra investigación post mortem en que compararon el cerebro de pacientes con demencia con personas de control,  encontraron en el cerebro de los pacientes con demencia una concentración considerable de la bacteria P. gingivalis. Entre otros, un estudio cohorte prospectivo en que siguieron a más de 1000 personas durante 5 años, demuestra una relación significativa entre la periodontitis y el deterioro cognitivo.  Cada vez hay más indicaciones científicas de que la mala salud bucal y la periodontitis pueden contribuir al desarrollo de la enfermedad de Alzheimer. La prevención de los procesos inflamatorios de la cavidad oral mediante  la recolonización de los lactobacilos beneficiosos posiblemente reduzca el riesgo del desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.

Diabetes tipo II
Los diabéticos parecen tener el riesgo más elevado para el desarrollo de la gingivitis (grave) y la periodontitis, sobre todo si se trata de la inestabilidad del nivel de glucosa en sangre. Cada vez hay más indicaciones de que existe una asociación inversa entre la periodontitis y el desarrollo de la desregulación del nivel de glucosa sanguínea, sobre todo en la diabetes tipo II. Una posible explicación se basa en el aumento de la producción de las citocinas causada por la periodontitis. La migración de estas citocinas inflamatorias hacia el torrente sanguíneo puede conducir al incremento de la concentración de los marcadores de inflamación en sangre. A consecuencia, disminuye la regulación de la diabetes. Una investigación con animales demuestra que el suministro de la bacteria P.gingivalis conduce a la intolerancia a la glucosa.

Aunque no todos los resultados de las investigaciones coinciden, varias investigaciones demuestran que el tratamiento periodontal y una buena salud oral disminuyen los marcadores inflamatorios y el nivel de glucosa en sangre. Debido al efecto anti-inflamatorio y la modulación de las citocinas inflamatorias y anti-inflamatorias, los lactobacilos juegan un papel representativo en la prevención y el tratamiento de la periodontitis  en personas diabéticas. Además las investigaciones indican que los lactobacilos incrementan la tolerancia a la glucosa y la sensibilidad a la insulina. El uso de la combinación adecuada de los lactobacilos para mejorar la higiene oral puede tener un valor añadido en el tratamiento multidisciplinar de la diabetes.

Enfermedades cardiovasculares
Las investigaciones epidemiológicas  recientes confirman que se puede considerar la periodontitis un factor de riesgo independiente para el desarrollo de las afecciones cardiovasculares. Las bacterias de la cavidad oral pueden causar inflamaciones en otros sitios del cuerpo. Una investigación prospectiva enseñó que los 1147 hombres con periodontitis desarrollaron 1 1/2 veces más rápido las enfermedades cardiovasculares que hombres sin esta afección bucal. Además observaron que el factor de riesgo para desarrollar un ictus aumentó por 2,8. Observaron también más placas de arteriosclerosis en los pacientes con periodontitis en comparación con las personas sanas. 

Observaron más P.gingivalis en pacientes con infartos cardiacos que en las personas del grupo control. Un análisis in Vitro demostró que esta bacteria acelera el proceso de la arteriosclerosis. Los periodonto-patógenos de la circulación sistémica juegan un papel en la patogénesis de la arteriosclerosis. Los lactobacilos inhiben la P.gingivalis vía varios mecanismos y recolonizan la flora oral y de este modo mejora la salud de la boca. Así posiblemente se puede prevenir la inflamación sistémica causada por la P.gingivalis

Halitosis
Un problema común es la halitosis relacionada con la mala salud oral. Los compuestos volátiles de azufre que sobre todo están producidos por la P. gingivalis y S. mutans, son responsables del olor. Sobre todo, la L.salivarius  reduce la cantidad de compuestos azufrados y, por lo tanto, está indicada para el tratamiento de la halitosis crónica. Con este fin también se suele utilizar la L. rhamnosus y la L. plantarum.

Multirresistencia bacteriana
Durante las últimas décadas las infecciones (orales) fueron combatidas con ayuda de los antibióticos, pero a pesar de este tratamiento las enfermedades  infecciosas siguen formando un gran problema para la salud mundial.  El incremento del riesgo de la presencia de las bacterias multirresistentes requiere un cambio de la estrategia terapéutica en dirección a los probióticos. La prevención y el tratamiento de las enfermedades orales con las bacterias probióticas puede ganar importancia para la erradicación de las enfermedades infecciosas en general.

Salud general
Las investigaciones epidemiológicas demuestran cada vez más la relación entre las enfermedades orales y la salud en general. La translocación de los micro-organismos de la boca hacía el riego sanguíneo puede ser un factor etiológico de varias afecciones sistémicas. El papel que juegan los lactobacilos para favorecer la salud bucal no se limita solamente a las indicaciones antes mencionadas. La combinación de los lactobacilos nombrados en este monográfico tiene una sinergia óptima que cuenta con unos efectos únicos para recuperar la flora oral. De este modo tiene muchas aplicaciones preventivas  y del mantenimiento de la salud en general.  

contraindicaciones

Las cepas bacterianas utilizadas  en los pro bióticos están consideradas seguras a base de la 'history of safe use'. La autoridad Europeo de la Nutrición y Productos (EFSA) evalúa anualmente los acontecimientos científicos, incluso los estudios con niños pequeños y recién nacidos. Las conclusiones están elaboradas en la llamada lista QPS- de las cepas seguras. 
Aunque se han investigado unas cepas específicamente en el embarazo y en neonatos, no hay muchos datos sobre los efectos a largo plazo de, entre otros, los lactobacilos.  Se debe tener precaución con personas inmunológicamente comprometidas y con pacientes con afecciones intestinales graves. En este caso consulte a un profesional. 

efectos secundarios

No se conocen efectos adversos mencionables. Los efectos inocuos gastrointestinales como hinchazón y calambres intestinales leves pueden producirse al inicio del tratamiento.

interacciones

Posiblemente hay interacción con los antibióticos. Consulte a un profesional en este caso.

dosis

El tiempo de contacto con el epitelio oral es muy importante para los enjuagues orales con los lactobacilos pro-bióticos. Se recomienda un tiempo mínimo del enjuague de 10 minutos. Al terminar se bebe el contenido completo.
Hora de la ingesta: preferiblemente antes de dormir (ante noctem).

referencias

  1. Amit-Romach E, Uni Z, Reifen R. Therapeutic potential of two probiotics in inflammatory bowel disease as observed in the trinitrobenzene sulfonic acid model of colitis. Dis Colon Rectum. 2008;51(12):1828-36
  2. Arimatsu K, Yamada H, Miyazawa H, Minagawa T, Nakajima M, Ryder M et al. Oral pathobiont induces systemic inflammation and metabolic changes associated with alteration of gut microbiota. 2014;4-4828
  3. Bascones-Martinez A, González-Febles J, Sanz-Esporrin J. Diabetes and periodontal disease. Review of the literature. Am J Dent. 2014;27(2):63-7
  4. Casanova L, Hughes FJ, Preshaw PM. Diabetes and periodontal disease: a two-way relationship. Br Dent J. 2014;217(8):433-7
  5. Chatterjee A, Bhattacharya H, Kandwal A. Probiotics in periodontal health and disease. J Indian Soc Periodontol. 2011;15(1):23-28
  6. Chen LJ, Tsai HT, Chen WJ, Hsieh CY, Wang PC, Chen CS, et al. In vitro antagonistic growth effects of Lactobacillus fermentum and lactobacillus salivarius and their fermentative broth on periodontal pathogens. Braz J Microbiol. 2012;43(4):1376-84
  7. Chen P, Zhang Q, Dang H, Liu X, Tian F, Zhao J et al. Antidiabetic effect of Lactobacillus casei CCFM0412 on mice with type 2 diabetes induced by a high-fat diet and streptozotocin. Nutrition. 2014;30(9):1061-8
  8. Dijk LJ van. Hoe levensbedreigend is periodontitis? Effecten van periodontitis op het menselijk lichaam. Ned Tijdschr Tandheelkd 2002;109:449-453
  9. Flichy-Fernández AJ, Alegre-Domingo T, Peñarrocha-Oltra D, Peñarrocha-Diago M. Probiotic treatment in the oral cavity: An update. Med Oral Patol Oral Cir Bucal. 2010 Sep 1;15 (5):e677-80
  10. Kekkonen RA, Lummela N, Karjalainen H, Latvala S, Tynkkynen S, Jarvenpaa S, et al. Probiotic intervention has strain-specific anti-inflammatory effects in healthy adults. World J Gastroenterol. 2008;14(13):2029-36
  11. Lin WY, Fu LS, Lin HK, Shen CY, Chen YJ. Evaluation of the Effect of Lactobacillus paracasei (HF.A00232) in Children (6–13 years old) with Perennial Allergic Rhinitis: A 12-week, Double-blind, Randomized, Placebo-controlled Study. Pediatr Neonatol. 2014;55(3):181-8
  12. Lye HS, Kuan CY, Ewe JA, Fung WY, Liong MT. The improvement of hypertension by probiotics: effects on cholesterol, diabetes, rennin, and phytoestrogens. Int J Mol Sci. 2009;10(9):3755-75
  13. Nishihara T, Suzuki N, Yoneda M, Hirofuji T. Effects of Lactobacillus salivarius-containing tablets on caries risk factors: a randomized open-label clinical trial. BMC Oral Health. 2014;14-110
  14. Noble JM, Scarmeas N, Papapanou PN. Poor oral health as a chronic, potentially modifiable dementia risk factor: review of the literature. Curr Neurol Neurosci Rep. 2013;13(10):384
  15. Noguchi S, Toyokawa S, Miyoshi Y, Suyama Y, Inoue K, Kobayashi Y. Five-year follow-up study of the association between periodontal disease and myocardial infarction among Japanese male workers: MY Health Up Study. J of Public health (2014) Oct; 1-7
  16. Poole S, Singhrao SK, Chukkapalli S, Rivera M, Velsko I, Kesavalu L, Crean S. Active Invasion of Porphyromonas gingivalis and Infection-Induces Complement Activation in ApoE-/- Mice Brains. J Alzheimers Dis. 2014 Jul 24
  17. Poole S, Singhrao SK, Kesavalu L, Curtis MA, Crean StJohn. Determining the presence of periodontopathic virulence factors in short-term postmortem Alzheimer’s disease brain tissue. J Alzheimer’s dis. 2013;36(4):665-77
  18. Santos Tunes R, Foss-Freitas MC, Nogueira-Filho Gda R. Impact of periodontitis on the diabetes-related inflammatory status. J Can Dent Assoc. 2010;76:a35
  19. Seymour GJ, Ford PJ, Cullinan MP, Leishman S, Yamazaki K. Relationship between periodontal and systemic disease. Clin Microbiol Infect. 2007;13 Suppl 4:3-10
  20. Shen J, Zuo Z, Mao A. Effect of Probiotics on Inducing Remission and Maintaining Therapy in Ulcerative Colitis, Crohn’s Disease, and Pouchitis: Meta-analysis of Randomized Controlled  Trials. Inflamm Bowel Dis. 2014; 20:21-35
  21. Singhrao SK, Harding A, Simmons T, Robinson S, Kesavalu, Crean S. Oral inflammation, tooth loss, risk factors, and association with progression of Alzheimer’s disease. J Alzheimers Dis. 2014;42(3):723-37
  22. Sriphannam W, Lumyong S, Niumsap P, Ashida H, Yamamoto K, Khanongnuch C. A selected probiotica strain of Lactobacillus fermentum CM33 isolated from breast-fed infants as a potential source of β-galactosidase for prebiotic oligosaccharide synthesis. J Microbiol. 2012;50(1):119-26
  23. Stewart R, Weyant RJ, Garcia ME, Harris T, Launer LJ, Satterfield S, et al. Adverse oral health and cognitive decline: the health, aging and body composition study. J Am Geriatr Soc. 2013;61(2):177-84
  24. Sugano N. Biological plaque control: novel therapeutic approach to periodontal disease. J. of Oral Science, Vol. 54, No.1,1-5, 2012
  25. Tabuchi M, Ozaki M, Tamura A, Yamada N, Ishida T, Masataka H, Hosono A. Antidiabetic Effect of Lactobacillus GG in Streptozotocin-induced Diabetic Rats. Biosci Biotechnol Biochem. 2003;67(6):1421-4
  26. Taylor GW, Borgnakke WS. Periodontal disease: associations with diabetes, glycemic control and complications. Oral Dis, 2008(3):191-203
  27. Teanpaisan R, Piwat S, Dahlé G. Inhibitory effect of oral Lactobacillus against oral Pathogens. Lett Appl Microbiol. 2011;53(4):452-459
  28. Teeuw WJ, Gerdes VE, Loos BG. Effect of periodontal treatment on glycemic control of diabetic patients: a systematic review and meta-analysis. Diabetes Care. 2010;33(2):421-7
  29. Teughels W, Durukan A, Ozcelik O, Pauwels M, Quirynen M, Haytac MC. Clinical and microbiological effects of Lactobacillus reuteri probiotics in the treatment of chronic periodontitis: a randomized placebo-controlled study. J Clin Periodontol 2013; 40: 1025–1035.
  30. Teughels W, Loozen G, Quirynen M: Do probiotics offer opportunities to manipulate the periodontal oral microbiota? J Clin Periodontol 2011; 38 (Suppl. 11): 159–177
  31. Ünal G. Importance of Probiotics in Health. AgroFood Industry hi-tech Vol.22, No.2, 2011
  32. Voedingswaarde. Een mondvol microben. 2014; Okt
  33. Voedsel en Waren Autoriteit. VWA/BuR/2009/11698
  34. Wu CC, Lin CT, Wu CY, Peng WS, Lee MJ, Tsai YC. Inhibitory effect of Lactobacillus salivarius on Streptococcus mutans biofilm formation. Mol Oral Microbiol. 2014 Jun 24
  35. Yoshida T, Fujiwara W, Enomoto M, Nakayama, Matsuda H, Sugiyama H, et al. An Increased Number of CD4+CD25+ Cells Induced by an Oral Administration of Lactobacillus plantarum NRIC0380 Are Involved in Antiallergic Activity. Int Arch Allergy Immunol 2013;162:283-289
  36. Zahradnik RT, Magnusson I, Walker C, McDonell E, Hillman CH, Hillman JD. Preliminary assessment of safety and effectiveness in humans of ProBiora3 TM, a probiotic mouthwash. J Appl Microbiol. 2009;107(2):682-90

Cookies

Si continúa haciendo clic en nuestra página, usted autoriza a que utilicemos cookies. Con ellas recopilamos datos y hacemos un seguimiento de lo que hacen nuestros visitantes en nuestra web. Con esta información mejoramos nuestra página y mostramos información adaptada a sus intereses. Si no acepta cookies, no podrá ver ningún vídeo ni compartir contenido en redes sociales. Más información.

Ajuste personalizado de cookies