Berberis vulgaris (agracejo)

  • Berberis vulgaris o agracejo, por su nombre común, es una planta de porte arbustivo perteneciente a la familia Berberidaceae que crece mayormente en Europa y en Asia occidental. Se dice que el nombre proviene de la región de Berbería, en África, desde donde los árabes trajeron el arbusto a España. Una segunda versión del nombre es que puede que provenga de la palabra árabe "berberys", que significa "mejillón", y que hace referencia al propio fruto. Los frutos, ricos en vitamina C, se utilizan en mermeladas, refrescos y platos calientes. La corteza, la raíz y los tallos contienen un tinte amarillo debido a la presencia de alcaloides de isocolina, que se utilizan para teñir el algodón, la lana o el lino. La corteza y los frutos también se recolectan para su uso medicinal. La corteza de la raíz, en particular, contiene un alto contenido de alcaloides. El agracejo posee efectos antimicrobianos, antioxidantes y antiinflamatorios. Por otra parte, influye de forma positiva sobre el metabolismo de las grasas y los azúcares, además de tener un efecto analgésico. El agracejo se utiliza en caso de enfermedades reumáticas, diabetes, hiperlipidemia, hipertensión arterial, infecciones bacterianas, colitis ulcerosa, diarrea y adicciones.

  • La corteza de agracejo contiene, en especial, un alto contenido de alcaloides, incluidos los alcaloides de isocolina (berberina, jatrorrizina, palmatina) y los alcaloides de bis-bencilisoquinolina (oxiacantina). Además, el agracejo también contiene magnoflorina, berberubina, berbamina, columbamina, isoterandina, ácido quelidónico, resinas, taninos y vitamina C. El efecto del alcaloide berberina es el que se ha estudiado de forma más amplia [1].

    Acción antimicrobiana

    Existen diferentes estudios que revelan que la berberina tiene una amplia actividad antimicrobiana. La berberina interrumpió in vitro tanto la membrana celular como la síntesis de ADN de la bacteria Streptococcus agalactiae [2]. La berberina también tiene un efecto antiviral in vitro. La berberina inhibe la replicación viral al inhibir la síntesis de proteína y ARNm virales [3,4]. Los extractos acuosos y alcohólicos del agracejo, así como la berberina aislada, también inhiben el crecimiento de varios hongos y del parásito Leishmania [5].

    Acción antiinflamatoria y antioxidante

    Estudios in vitro, in vivo y clínicos han demostrado que la berberina tiene un efecto tanto antioxidante como antiinflamatorio [6,7]. La berberina contrarresta el estrés oxidativo inhibiendo la enzima prooxidativa NADPH oxidasa mientras aumenta la actividad de varias enzimas antioxidantes. Este efecto parece estar causado, entre otras cosas, por la activación del factor de transcripción antioxidante NRF2 [6]. Gracias a estas propiedades, la berberina también presenta un efecto protector sobre el hígado [8,9]. Además, la berberina inhibe de diversas formas los factores de transcripción proinflamatorios NF-?B y AP-1 y estimula las vías de señalización antiinflamatorias [6].

    Regulación de los niveles de azúcar en sangre

    La berberina puede tener un efecto reductor de los niveles de azúcar en sangre en los seres humanos y mejorar la sensibilidad a la insulina a través de distintos mecanismos de acción [10]. Los estudios en animales han demostrado que estos efectos son causados, entre otras cosas, a que la berberina inhibe la oxidación de la glucosa y la producción de ATP en los islotes de Langerhans del páncreas [11]. Además, la berberina inhibe la captación de glucosa en el intestino y estimula la expresión de los genes del transportador de glucosa 4 (GLUT-4) y del péptido similar al glucagón-1 [10].

    Metabolismo de los lípidos

    En estudios con animales, se ha demostrado que la berberina inhibe la expresión estimulada por glucosa de la enzima sintasa de ácidos grasos [11]. Esto significaría que la berberina limita la producción de grasa después de una comida azucarada. Los estudios en animales e in vitro también revelan que la berberina reduce los niveles de lípidos al estimular la expresión del receptor de LDL, mejorar la función hepática y estimular la secreción de ácidos biliares. Otras formas en las que la berberina podría reducir los niveles de lípidos consisten en la inhibición de la actividad del factor de transcripción PPAR-? y las enzimas acetil-CoA carboxilasa, acil-CoA sintasa y lipoproteína lipasa [10].

  • La planta Berberis vulgaris está muy extendida en Europa y Asia occidental. La raíz (radix) y la corteza de la raíz se utilizan sobre todo para hacer té, polvos, extractos y tinturas. La baya se puede utilizar en mermeladas, jugos, refrescos y platos calientes.

  • Absorción

    Los resultados de los estudios en animales revelaron que la absorción de la berberina en la boca y el intestino es baja y que la biodisponibilidad de la berberina, tras la administración oral, es inferior al 1 % [14]. La baja biodisponibilidad puede explicarse por el hecho de que la berberina sufre un extenso metabolismo hepático de fase I y es un sustrato de transportadores nucleares como la glicoproteína P y los transportadores de cationes orgánicos [15]. En modelos animales, la concentración sérica máxima se alcanzó 2,4 horas después de la ingestión oral de berberina [16].

    Distribución

    La investigación en ratas reveló que la berberina administrada por vía oral llega al hígado, riñones, músculos, pulmones, cerebro, corazón, páncreas y tejido adiposo. Cuatro horas después de la administración oral, las concentraciones de berberina son mayores en los tejidos que en el plasma [14,16].

    Metabolismo

    Los estudios en animales han demostrado que la berberina puede metabolizarse por desmetilación oxidativa y glucuronidación y por las enzimas del citocromo P450 2D6 (CYP2D6) en el hígado [14].

    Eliminación

    La investigación en animales indica que la berberina se excreta a través de las heces [14].

  • Al tratarse de una planta medicinal, no se puede hablar de necesidades diarias ni de síntomas de carencias.

  • La raíz (radix) o la corteza de la raíz (cortex radix) se utilizan sobre todo para la producción de té, extractos y tinturas (en menor medida las bayas y hojas frescas o secas). El extracto de Berberis vulgaris se puede estandarizar para alcaloides, calculados como berberina. El Berberis también contiene muchas otras sustancias activas de forma natural, como la oxiacantina y la jatrorrizina. Los productos estandarizados a <10 % de alcaloides también contienen de forma natural estas otras sustancias naturales. También es posible elegir un producto de berberina pura, extraída de Berberis vulgaris u otras fuentes. La corteza de la raíz también se puede tomar como polvo molido o tintura de alcohol. Los frutos (bayas) se utilizan para mermeladas, jugos, vino y platos calientes. En la industria de los refrescos, la baya también se utiliza para jarabes saborizantes. Los extractos del agracejo se utilizan principalmente en cremas [1].

  • Enfermedades reumáticas

    Varios estudios in vivo han demostrado que, en un modelo animal de artritis, la berberina tiene efectos antiinflamatorios, puede inhibir la progresión de la enfermedad y aliviar los síntomas [17]. Hasta la fecha, no se ha realizado ningún estudio clínico sobre el efecto del agracejo o la berberina en pacientes con artritis. Sin embargo, se han realizado investigaciones sobre el efecto de la berberina en las células inmunitarias tanto de pacientes con artritis reumatoide como en sujetos de control sanos. Tras la estimulación de las células inmunitarias (ex vivo), la adición de berberina al cultivo celular inhibió la expresión del ARNm y la producción de proteínas de las citocinas proinflamatorias TNF-a e IL-1ß. El efecto de la berberina fue significativamente mayor en las células inmunitarias de los pacientes en comparación con los de los sujetos de control. Los resultados del estudio también apuntan que la berberina inhibe la expresión del ARNm de TNF-a mejor que la dexametasona, un corticosteroide antiinflamatorio comúnmente utilizado en el tratamiento de la artritis reumatoide [18].

    Hiperlipidemia y diabetes

    Un metaanálisis de 5 estudios clínicos reveló que la ingesta de agracejo a largo plazo (de 6 a 12 semanas) causa un efecto positivo sobre el metabolismo de las grasas. La suplementación con agracejo condujo a una disminución del colesterol total, el colesterol LDL y los triglicéridos. En los ensayos, se utilizaron varias formas de suplementación como intervención: en uno de ellos, los participantes comieron su fruto (5 g por día), en otro ensayo la intervención consistió en tomar el jugo del fruto (200 ml por día) y en los otros tres ensayos los participantes tomaron un extracto del fruto (600-3000 mg) en forma de cápsulas [19]. Además del efecto positivo sobre el metabolismo de las grasas, la ingesta de 3000 mg de extracto de Berberis vulgaris durante 12 semanas también demostró tener un efecto positivo sobre el metabolismo del azúcar en la sangre y la capacidad antioxidante total [20].

    Un metaanálisis con 14 ensayos clínicos aleatorios reveló un efecto reductor del azúcar y los lípidos en sangre de la berberina en combinación con diversos medicamentos para la diabetes y cambios en el estilo de vida [21]. Un metaanálisis más reciente con 27 ensayos clínicos aleatorizados no encontró ningún valor agregado directo de la ingesta de berberina para reducir las concentraciones de azúcar y lípidos en sangre, con la excepción de un efecto positivo sobre el colesterol HDL y los triglicéridos. No se reportó ningún efecto adverso grave en ninguno de los 27 ensayos realizados [22].

    Los resultados de un estudio multicéntrico reciente realizado en 409 pacientes diabéticos indican que las propiedades hipoglucemiantes de la berberina (1,2 gramos de berberina al día/0,6 gramos dos veces al día antes de las comidas durante 12 semanas) están mediadas por la biotransformación del ácido desoxicólico (un ácido biliar). al inhibir las bacterias intestinales Ruminococcus bromii [23].

    La berberina también parece ser eficaz en pacientes con hígado graso no alcohólico.Un metanálisis con 6 estudios aleatorizados mostró que la berberina reduce el azúcar y las concentraciones de lípidos en sangre e influye de forma positiva en la función hepática y la sensibilidad a la insulina [24].

    Presión arterial alta y enfermedades cardiovasculares

    Son varios los ensayos clínicos que se han llevado a cabo para investigar el efecto que tiene el agracejo sobre la presión arterial. El consumo diario de 200 ml de jugo de agracejo por parte de pacientes con diabetes de tipo 2 durante 8 semanas no solo disminuyó la presión arterial, sino que también redujo el azúcar en sangre y el colesterol total y aumentó la concentración en sangre del antioxidante paraoxonasa-1 [25].

    En un ensayo clínico de 8 semanas en 84 participantes con presión arterial alta, la ingesta diaria de 10 gramos de agracejo molido seco mejoró la dilatación mediada por el flujo de las arterias coronarias en comparación con el placebo. Además, tras las 8 semanas, las concentraciones de dos factores inflamatorios como el ICAM-1 y el MCP-1 fueron significativamente menores en el grupo al que se le administró agracejo [26].

    Sin embargo, un metaanálisis reciente ha revelado que, en el promedio de los estudios examinados, no se mostró ningún efecto de la suplementación con agracejo sobre la presión arterial en pacientes con diabetes de tipo 2, síndrome metabólico y enfermedad del hígado graso no alcohólico. Los estudios en este análisis tenían una concepción muy diferente, por lo que los resultados de estos no se pudieron comparar lo suficiente [27].

    Acné

    Los resultados de un ensayo clínico controlado con placebo en 50 participantes con acné severo mostraron que la ingesta de un extracto acuoso de agracejo (Berberis vulgaris) seco (600 mg/día) durante 4 semanas redujo el número de lesiones (tanto inflamadas como no inflamadas) en el grupo que recibió el extracto de Berberis vulgaris. La "puntuación de gravedad del acné de Michaelson" también disminuyó más en este grupo [28].

    Vaginosis bacteriana

    En un estudio aleatorizado con 80 mujeres con vaginosis bacteriana, se comparó la eficacia de una crema aplicada por vía vaginal que contenía un 5 % de extracto de Berberis vulgaris en una base con el antibiótico metronidazol (0,75 %) con una crema que solo contenía metronidazol. Después de 5 días, se descubrió que la crema que también contenía agracejo era más eficaz para combatir la infección vaginal. También hubo menos infecciones recurrentes en el grupo que usó la crema con extracto de Berberis vulgaris [29].

    Diarrea

    En un ensayo clínico con 196 pacientes con síndrome de intestino irritable con predominio de diarrea (SII-D), la ingesta de 400 mg de berberina dos veces al día redujo varios síntomas de SII-D, incluida la frecuencia de la diarrea [14,30]. Otros estudios previos han demostrado que la berberina puede ser eficaz en el tratamiento de la diarrea causada por una infección de E. coli o V. cholerae, la bacteria que causa el cólera [14].

    Colitis ulcerosa

    En un pequeño ensayo clínico controlado con placebo se observó una disminución de la inflamación (-30 %) en el colon con una ingesta diaria de 900 mg de berberina durante 3 meses. No hubo ninguna diferencia en los marcadores inflamatorios sanguíneos entre el grupo que tomó berberina y el que recibió un placebo [31].

    Síndrome de abstinencia

    En un ensayo clínico controlado con placebo con 52 drogodependientes (de opiáceos) en tratamiento con metadona, se investigó el efecto de tomar una dosis de 500 mg de extracto de Berberis vulgaris dos veces al día durante 4 semanas. En comparación con el grupo de placebo, en el grupo que tomó el extracto durante 1 mes el síndrome de abstinencia fue significativamente menor. No hubo ninguna diferencia en las puntuaciones de depresión, ansiedad, estrés y calidad del sueño entre los dos grupos [32].

  • No debe utilizarse por niños pequeños o durante el embarazo o la lactancia [16].

  • A partir de los estudios clínicos científicos y la evidencia basada en la práctica, recomendamos una dosis diaria de 1-2 gramos de extracto de Berberis vulgaris. Si se elige un producto de berberina pura, recomendamos utilizar hasta 2 gramos de berberina. Si opta por un extracto de alcohol, le recomendamos utilizar el producto entre tres y cuatro veces al día. El modo de suplementación y los consejos de dosificación dependerán de la persona, las interacciones, la aplicación, etc.

  • No hay mucha información disponible sobre la seguridad de ingerir Berberis vulgaris. En general, la ingesta dietética de agracejo se considera segura. Según la "evidencia basada en la práctica", ingerir entre 1,5 y 3 gramos de agracejo al día parece ser seguro [16]. En un estudio clínico, una ingesta de hasta 2 gramos de berberina diaria fue bien tolerada durante 8 semanas [33].

  • El agracejo podría causar náuseas, vómitos, dolor de cabeza, hipotensión, hipertensión, bradicardia, leucopenia, insuficiencia respiratoria y parestesias [16]. Es posible que los efectos secundarios se deban únicamente a un consumo elevado y prolongado de berberina.

  • Medicación

    Dado que el agracejo puede disminuir la actividad de la acetilcolina in vitro, se debe tener precaución al usar medicamentos colinérgicos y anticolinérgicos. Los estudios in vitro e in vivo también han demostrado que la berberina podría intensificar el efecto de los anticoagulantes y los fármacos antiplaquetarios, con lo que aumentaría el riesgo de sufrir hemorragias.

    Los resultados clínicos muestran que el agracejo puede reducir el nivel de azúcar en sangre. Por tanto, se debe tener precaución con la medicación para reducir el azúcar en sangre. Tanto los estudios in vivo como los clínicos han demostrado que el agracejo reduce la presión arterial, con lo que puede reforzar el efecto de los medicamentos reductores de la presión arterial.

    Debido a su efecto sedante sobre el sistema nervioso central, el agracejo podría potenciar el efecto de los sedantes convencionales.

    La berberina puede disminuir el metabolismo de la ciclosporina al inhibir la acción de la enzima citocromo P450 3A4 (CYP3A4). También se recomienda tener precaución al usar medicamentos que sean metabolizados por la enzima citocromo P450 2D6 (CYP2D6).

    Suplementos

    Debido a que puede tener un efecto coagulante y antiplaquetario, es aconsejable tener cuidado con la combinación de agracejo y plantas como el Ginkgo biloba, el Panax ginseng, el castaño de indias, el regaliz, el ajo y otras. También se recomienda tener precaución con las hierbas y suplementos que produzcan un efecto sedante sobre el sistema nervioso central y un efecto reductor del azúcar en sangre y/o la presión arterial.

  • Acción antimicrobiana

    Al igual que el Berberis vulgaris, el Thymus vulgaris (tomillo) y el Syzygium aromaticum (clavo) tienen una amplia actividad antimicrobiana [34–36].

    Antiinflamatorio

    El Berberis vulgaris, la Curcuma longa (raíz de cúrcuma) y la Artemisia absinthium (ajenjo) tienen un efecto antiinflamatorio y pueden combatir la inflamación en el intestino [37].

    Trastornos funcionales de la vejiga, los riñones y el tracto urinario

    Tradicionalmente, los extractos de alcohol de Solidago vigaurea, Betula alba y Berberis vulgaris se han utilizado contra los trastornos funcionales de la vejiga, los riñones y el tracto urinario.

    Afecciones cutáneas

    Tradicionalmente, el extracto de alcohol de Berberis vulgaris en combinación con Smilax medica (zarzaparrilla) y Viola tricolor puede utilizarse para afecciones cutáneas como el eccema y el acné.

  • 1.           Verhelst G. Groot handboek geneeskrachtige planten. 9e druk. Wevelgem: BVBA MANNAVITA; 2019.

    2.           Peng L, Kang S, Yin Z, Jia R, Song X, Li L, e.a. Antibacterial activity and mechanism of berberine against Streptococcus agalactiae. Int J Clin Exp Pathol. 2015;8(5):5217–23.

    3.           Shin H-B, Choi M-S, Yi C-M, Lee J, Kim N-J, Inn K-S. Inhibition of respiratory syncytial virus replication and virus-induced p38 kinase activity by berberine. Int Immunopharmacol. juli 2015;27(1):65–8.

    4.           Wang H, Li K, Ma L, Wu S, Hu J, Yan H, e.a. Berberine inhibits enterovirus 71 replication by downregulating the MEK/ERK signaling pathway and autophagy. Virol J. 11 januari 2017;14(1):2.

    5.           Mahmoudvand H, Sharififar F, Sharifi I, Ezatpour B, Fasihi Harandi M, Makki MS, e.a. In Vitro Inhibitory Effect of Berberis vulgaris (Berberidaceae) and Its Main Component, Berberine against Different Leishmania Species. Iran J Parasitol. maart 2014;9(1):28–36.

    6.           Ma X, Chen Z, Wang L, Wang G, Wang Z, Dong X, e.a. The Pathogenesis of Diabetes Mellitus by Oxidative Stress and Inflammation: Its Inhibition by Berberine. Front Pharmacol. 2018;9:782.

    7.           Beba M, Djafarian K, Shab-Bidar S. Effect of Berberine on C-reactive protein: A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Complement Ther Med. oktober 2019;46:81–6.

    8.           Hermenean A, Popescu C, Ardelean A, Stan M, Hadaruga N, Mihali C-V, e.a. Hepatoprotective effects of Berberis vulgaris L. extract/ß cyclodextrin on carbon tetrachloride-induced acute toxicity in mice. Int J Mol Sci. 2012;13(7):9014–34.

    9.           Tahmasebi M, Sadeghi H, Nazem H, Kokhdan EP, Omidifar N. Hepatoprotective effects of Berberis vulgaris leaf extract on carbon tetrachloride-induced hepatotoxicity in rats. J Educ Health Promot. 2018;7:147.

    10.         Firouzi S, Malekahmadi M, Ghayour-Mobarhan M, Ferns G, Rahimi HR. Barberry in the treatment of obesity and metabolic syndrome: possible mechanisms of action. Diabetes Metab Syndr Obes. 2018;11:699–705.

    11.         Bai M, Liu Y, Zhou F, Zhang Y, Zhu Q, Zhang L, e.a. Berberine inhibits glucose oxidation and insulin secretion in rat islets. Endocr J. 26 april 2018;65(4):469–77.

    12.         Hashemzaei M, Rezaee R. A review on pain-relieving activity of berberine. Phytother Res. juni 2021;35(6):2846–53.

    13.         Hajhashemi V, Fahmideh F, Ghanadian M. Antinociceptive effect of methanolic extract and alkaloid fractions of Berberis integerrima root in animal models. Avicenna J Phytomed. juni 2018;8(3):227–36.

    14.         Imenshahidi M, Hosseinzadeh H. Berberine and barberry (Berberis vulgaris): A clinical review. Phytother Res. maart 2019;33(3):504–23.

    15.         Tsai P-L, Tsai T-H. Hepatobiliary excretion of berberine. Drug Metab Dispos. april 2004;32(4):405–12.

    16.         Natural Medicines - Professional Monograph European Barberry [Internet]. Beschikbaar op: https://naturalmedicines.therapeuticresearch.com/databases/food,-herbs-...1

    17.         Shen P, Jiao Y, Miao L, Chen J-H, Momtazi-Borojeni AA. Immunomodulatory effects of berberine on the inflamed joint reveal new therapeutic targets for rheumatoid arthritis management. J Cell Mol Med. november 2020;24(21):12234–45.

    18.         Ghorbani N, Sahebari M, Mahmoudi M, Rastin M, Zamani S, Zamani M. Berberine Inhibits the Gene Expression and Production of Proinflammatory Cytokines by Mononuclear Cells in Rheumatoid Arthritis and Healthy Individuals. Curr Rheumatol Rev. 2021;17(1):113–21.

    19.         Hadi A, Arab A, Ghaedi E, Rafie N, Miraghajani M, Kafeshani M. Barberry (Berberis vulgaris L.) is a safe approach for management of lipid parameters: A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Complement Ther Med. april 2019;43:117–24.

    20.         Shidfar F, Ebrahimi SS, Hosseini S, Heydari I, Shidfar S, Hajhassani G. The Effects of Berberis vulgaris Fruit Extract on Serum Lipoproteins, apoB, apoA-I, Homocysteine, Glycemic Control and Total Antioxidant Capacity in Type 2 Diabetic Patients. Iran J Pharm Res. 2012;11(2):643–52.

    21.         Dong H, Wang N, Zhao L, Lu F. Berberine in the treatment of type 2 diabetes mellitus: a systemic review and meta-analysis. Evid Based Complement Alternat Med. 2012;2012:591654.

    22.         Lan J, Zhao Y, Dong F, Yan Z, Zheng W, Fan J, e.a. Meta-analysis of the effect and safety of berberine in the treatment of type 2 diabetes mellitus, hyperlipemia and hypertension. J Ethnopharmacol. 23 februari 2015;161:69–81.

    23.         Zhang Y, Gu Y, Ren H, Wang S, Zhong H, Zhao X, e.a. Gut microbiome-related effects of berberine and probiotics on type 2 diabetes (the PREMOTE study). Nat Commun. 6 oktober 2020;11(1):5015. https://doi.org/10.1038/s41467-020-18414-8

    24.         Wei X, Wang C, Hao S, Song H, Yang L. The Therapeutic Effect of Berberine in the Treatment of Nonalcoholic Fatty Liver Disease: A Meta-Analysis. Evid Based Complement Alternat Med. 2016;2016:3593951.

    25.         Lazavi F, Mirmiran P, Sohrab G, Nikpayam O, Angoorani P, Hedayati M. The barberry juice effects on metabolic factors and oxidative stress in patients with type 2 diabetes: A randomized clinical trial. Complement Ther Clin Pract. mei 2018;31:170–4.

    26.         Emamat H, Asadian S, Zahedmehr A, Ghanavati M, Nasrollahzadeh J. The effect of barberry (Berberis vulgaris) consumption on flow-mediated dilation and inflammatory biomarkers in patients with hypertension: A randomized controlled trial. Phytother Res. 22 december 2020; https://doi.org/10.1002/ptr.7000

    27.         Atefi M, Ghavami A, Hadi A, Askari G. The effect of barberry (Berberis vulgaris L.) supplementation on blood pressure: A systematic review and meta-analysis of the randomized controlled trials. Complement Ther Med. januari 2021;56:102608.

    28.         Fouladi RF. Aqueous Extract of Dried Fruit of Berberis vulgaris L. in Acne vulgaris, a Clinical Trial. Journal of Dietary Supplements. 13 november 2012;9(4):253–61.

    29.         Masoudi M, Kopaei MR, Miraj S. Comparison between the efficacy of metronidazole vaginal gel and Berberis vulgaris (Berberis vulgaris) combined with metronidazole gel alone in the treatment of bacterial vaginosis. Electron Physician. augustus 2016;8(8):2818–27.

    30.         Chen C, Tao C, Liu Z, Lu M, Pan Q, Zheng L, e.a. A Randomized Clinical Trial of Berberine Hydrochloride in Patients with Diarrhea-Predominant Irritable Bowel Syndrome. Phytother Res. november 2015;29(11):1822–7.

    31.         Xu L, Zhang Y, Xue X, Liu J, Li Z-S, Yang G-Y, e.a. A Phase I Trial of Berberine in Chinese with Ulcerative Colitis. Cancer Prev Res [Internet]. januari 2020 [geciteerd 3 september 2021];13(1):117–26. Beschikbaar op: http://cancerpreventionresearch.aacrjournals.org/lookup/doi/10.1158/1940-6207.CAPR-19-0258

    32.         Dabaghzadeh F, Sharififar F, Ahmadzadeh A-M, Karami-Mohajeri S. The effects of Berberis vulgaris L. root extract on the opiate withdrawal syndrome and psychological factors: a randomized double-blind clinical trial. J Basic Clin Physiol Pharmacol. 21 juni 2021;

    33.         Zeng X-H, Zeng X-J, Li Y-Y. Efficacy and safety of berberine for congestive heart failure secondary to ischemic or idiopathic dilated cardiomyopathy. Am J Cardiol. 15 juli 2003;92(2):173–6.

    34.         Fani M, Kohanteb J. In Vitro Antimicrobial Activity of Thymus vulgaris Essential Oil Against Major Oral Pathogens. J Evid Based Complementary Altern Med. oktober 2017;22(4):660–6.

    35.         Kowalczyk A, Przychodna M, Sopata S, Bodalska A, Fecka I. Thymol and Thyme Essential Oil-New Insights into Selected Therapeutic Applications. Molecules. 9 september 2020;25(18).

    36.         Xu J-G, Liu T, Hu Q-P, Cao X-M. Chemical Composition, Antibacterial Properties and Mechanism of Action of Essential Oil from Clove Buds against Staphylococcus aureus. Molecules. 8 september 2016;21(9):1194. http://www.mdpi.com/1420-3049/21/9/1194

    37.         Krebs S, Omer TN, Omer B. Wormwood (Artemisia absinthium) suppresses tumour necrosis factor alpha and accelerates healing in patients with Crohn’s disease - A controlled clinical trial. Phytomedicine. april 2010;17(5):305–9.

    38.         Neyrinck AM, Sánchez CR, Rodriguez J, Cani PD, Bindels LB, Delzenne NM. Prebiotic Effect of Berberine and Curcumin Is Associated with the Improvement of Obesity in Mice. Nutrients [Internet]. mei 2021;13(5):1436. Beschikbaar op: https://www.mdpi.com/2072-6643/13/5/1436

    39.       Li D, Zheng J, Hu Y, Hou H, Hao S, Liu N, e.a. Amelioration of Intestinal Barrier Dysfunction by Berberine in the Treatment of Nonalcoholic Fatty Liver Disease in Rats. Pharmacogn Mag [Internet]. 2017 [geciteerd 6 augustus 2021];13(52):677–82. Beschikbaar op: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5701411/

Cookies

Si continúa haciendo clic en nuestra página, usted autoriza a que utilicemos cookies. Con ellas recopilamos datos y hacemos un seguimiento de lo que hacen nuestros visitantes en nuestra web. Con esta información mejoramos nuestra página y mostramos información adaptada a sus intereses. Si no acepta cookies, no podrá ver ningún vídeo ni compartir contenido en redes sociales. Más información.

Ajuste personalizado de cookies