El microbioma pulmonar y el síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA)

jueves 12-noviembre-2020



El síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA) es una afección pulmonar por la que se acumula líquido en los pulmones. Lo que causa una disminución de la cantidad de oxígeno que los pulmones pueden admitir. Por lo que también disminuye la cantidad de oxígeno en la sangre de la persona afectada. Como consecuencia, puede haber daños en órganos vitales y disfunciones orgánicas. Esta es una situación mortalmente peligrosa. El SDRA se da también en la actual pandemia de COVID-19. El tratamiento del SDRA consiste aún principalmente en auxiliar al paciente, por ejemplo, mediante ventilación pulmonar mecánica. Sin embargo, investigaciones recientes ofrecen un posible punto de partida interesante para poder implantar a largo plazo otros procedimientos terapéuticos.

SDRA, inflamación y hongos

De la investigación parece deducirse que existe un vínculo entre la gravedad del SDRA y la diversidad de hongos existente en los pulmones del paciente. Una baja diversidad de hongos pulmonares parece estar relacionada con un mayor riesgo a desarrollar un tipo de SDRA más grave. El subyacente mecanismo de acción parece ser la cascada de hiperinflamación que está asociada con el SDRA. Esta cascada está, a su vez, asociada con la baja diversidad de hongos.


El microbioma pulmonar

Un microbioma es un ecosistema complejo de células microbianas de todo tipo que viven en el exterior y el interior de un cuerpo. Las diferentes partes del cuerpo tienen su propio microbioma. Así, existe el microbioma intestinal, el cutáneo y hasta el pulmonar. El microbioma pulmonar es muy dinámico y tiene una composición muy propia.

El énfasis se suele poner sobre todo en las bacterias que forman parte del microbioma, pero también los hongos parecen ser importantes en los pulmones. Los hongos pueden verse implicados en la activación y regulación del sistema inmunitario, como ya se sabe desde hace un tiempo. Como el SDRA es una reacción hiperinflamatoria del sistema inmunitario, los investigadores han analizado si puede ser que los hongos tengan algo que ver con la regulación de esta reacción.

El estudio

Durante el periodo de 2011 y 2019 han participado en la investigación 202 pacientes con respiración mecánica. De ellos, el 21?% padecía SDRA, y de ese porcentaje, la mayoría eran mujeres (61?%). El promedio de edad de los participantes era de 50 años.

En la investigación se han tomado muestras de mucosidad de la tráquea en las 48 horas después de la intubación. Esas muestras se han analizado mediante una secuenciación de DNA de última generación. De ellas se demostró que los participantes con SDRA tenían una menor diversidad de hongos en los pulmones que los participantes sin SDRA. También los fallos orgánicos, el choque circulatorio y la sepsis estaban relacionados con esa poca diversidad de hongos.

Conocimiento a través de la práctica

Los resultados de esta investigación ofrecen un primer indicio sobre una posible relación ente el microbioma pulmonar y que se forme o no hiperinflamación en los pulmones. Una situación muy peligrosa en el tejido pulmonar, ya por sí vulnerable. Si bien, la composición del microbioma pulmonar es claramente distinta de la de, por ejemplo, el microbioma intestinal, no es impensable que ambos microbiomas estén relacionados mutuamente. También sería interesante ver entonces cuál es el estado del microbioma intestinal en los participantes analizados. Es posible que también ahí se observe una (mayor) alteración en las personas con SDRA frente a aquellas sin el síndrome. En cualquier caso, una intervención dirigida a que mejore la barrera pulmonar es especialmente interesante con este grupo de pacientes.

Fuentes

https://www.medicalnewstoday.com/articles/study-finds-link-between-low-fungi-diversity-in-lungs-and-severity-of-ards

 

Cookies

Si continúa haciendo clic en nuestra página, usted autoriza a que utilicemos cookies. Con ellas recopilamos datos y hacemos un seguimiento de lo que hacen nuestros visitantes en nuestra web. Con esta información mejoramos nuestra página y mostramos información adaptada a sus intereses. Si no acepta cookies, no podrá ver ningún vídeo ni compartir contenido en redes sociales. Más información.

Ajuste personalizado de cookies