La comida saludable es mejor para el desempeño escolar

martes 1-septiembre-2020



Anteriormente, habíamos reportado que una mala nutrición es menos favorable para el cerebro que la malnutrición. Pero es igualmente interesante saber si la buena nutrición es particularmente beneficiosa para el cerebro. Los investigadores de la Universidad de Kuopio en Finlandia demuestran que este es ciertamente el caso.

Los investigadores de la Universidad de Kuopio opinan que se han realizado investigaciones insuficientes acerca del impacto de la nutrición en el desempeño escolar. Por lo tanto, investigaron más acerca de la relación entre la nutrición y el desempeño escolar en niños en edad escolar. Aunque sería deseable contar con investigaciones adicionales, los resultados son claros: una dieta saludable marca la diferencia, especialmente a corto plazo.

Estrategia elegida para el estudio

El estudio involucró a 161 niños finlandeses de entre 6 y 8 años. Los factores nutricionales fueron registrados según el Mediterranean Diet Score (MDS), Baltic Sea Diet Score (BSDS) y el Finnish Children Healthy Eating Index (FCHEI) cada cuatro días. Se compararon las puntuaciones con los logros académicos en las áreas de lectura, comprensión lectora y matemáticas. Para los resultados, se tuvo en cuenta la edad, el género, la ingesta energética total y el nivel de actividad física, entre otros.

Los resultados de la dieta mediterránea mostraron una relación positiva con la comprensión lectora de los niños de 8 años. Por lo tanto, cuantos más alimentos de la dieta mediterránea ingirieron, mejor fue su comprensión lectora. La dieta del mar báltico mostró una relación positiva con la lectura en las edades 7 y 8 y la comprensión lectora en el rango etario 6-8. La puntuación FCHEI mostró una relación positiva con la lectura en las edades de 6 y 7 años y la comprensión lectora entre los 6 y los 8 años de edad.

Los niños que tuvieron mejores puntuaciones de BSDS y FCHEI tenían mejores habilidades de lectura y comprensión que los niños con las peores puntuaciones en estos patrones alimentarios. Resulta curioso que ninguna de las puntuaciones nutricionales se pudo correlacionar con las habilidades matemáticas (Haapala 2016, Haapala 2015).

Dieta mediterránea, báltica y FCHEI

De los tres patrones alimentarios utilizados, la dieta mediterránea quizás sea la más conocida. Incluye mucho pescado, vegetales, frutas y nueces y más productos de grano integral que productos con carbohidratos refinados. Ya se sabía que la comida mediterránea inhibía el deterioro cognitivo en adultos mayores.

Una dieta un poco menos conocida es la del mar báltico. Esta dieta norteña es mayormente coincidente con la dieta mediterránea, pero incluye principalmente frutas, vegetales, pescado, bayas y productos de grano integral. La diferencia recae en el uso de productos locales, por ejemplo, más atún en el sur y más salmón en el norte, o más trigo en el sur y más centeno en el norte.

El Finnish Children Healthy Eating Index no es realmente una dieta sino un reflejo de la ingesta nutricional de los niños finlandeses en edad escolar. Un consumo elevado de, por ejemplo, azúcar y ácidos grasos saturados llevan a una puntuación baja en el índice. Un consumo elevado de ácidos grasos poliinsaturados, fibra dietaria, vitaminas D y E aseguran una puntuación alta. Quienes puntuaron alto en el FCHEI también tuvieron buenas puntuaciones en su desempeño escolar (Kyttälä 2014)

Estilo de vida y desempeño escolar

Desde la publicación del estudio finlandés, se ha investigado más acerca de los efectos de la dieta y el estilo de vida en el desempeño escolar. En un estudio canadiense de jóvenes con una edad media de 13 años, se halló que los factores de estilo de vida tienen un rol importante en el desempeño escolar. Durante tres años, se recabó información acerca de factores de su estilo de vida como el sueño y el ejercicio, la dieta, controles cognitivos y el desempeño escolar.

Como se esperaba, el estudio concluyó que la cantidad de sueño tiene una correlación con el desempeño escolar. Además, se encontraron diferencias entre niños y niñas. Por ejemplo, solo en las niñas se halló una relación negativa entre el tiempo dedicado a las redes sociales o frente a una pantalla y el desempeño escolar. Los hábitos alimentarios saludables se asociaron con un mejor desempeño escolar en los muchachos. En las niñas, se encontró una relación entre una dieta saludable y el control cognitivo, pero no con el desempeño escolar (Dubuc 2019).

Aprender desde jóvenes

 El cerebro se desarrolla a través de la niñez. Los investigadores tenían curiosidad por saber si los efectos de una dieta saludable ya se notaban en la edad temprana. En el estudio, se examinó a niños de 1 año para registrar su desarrollo neurológico. De allí, se concluyó que cuanto más largo el período de lactancia, mejor su desarrollo neurológico. Adicionalmente, si los niños recibían más pescado, vegetales y frutas, tenían un desarrollo neurológico mayor. Los efectos positivos de una dieta saludable, por lo tanto, se evidencian desde una edad muy temprana (Blomkvist 2019). Se necesitan más investigaciones y más largas para concluir si esto afecta, por ejemplo, al desempeño escolar más adelante.

Conocimiento a través de la práctica

A menudo, los estudios se concentran en el aspecto negativo de una dieta inadecuada o un estilo de vida no saludable. Esta vez, tenemos buenas noticias, porque también se investigó la dieta y el estilo de vida saludables, con resultados prometedores. Una dieta saludable tiene una influencia positiva en el desarrollo neurológico de los bebés y en el desempeño escolar de los niños. Las dietas mediterránea y del mar báltico se asociaron con un mejor desempeño escolar en los estudios finlandeses. Ambas dietas son conocidas por su incorporación de productos locales y son ricas en ácidos grasos del pescado, vegetales, frutas y fibra. Además de la nutrición, es importante que los niños tengan suficientes horas de sueño y reduzcan el tiempo pasado frente a una pantalla para un mejor desempeño escolar.

¿Quiere saber más acerca del rol de los ácidos grasos del pescado y el desarrollo del cerebro? Lea

Fuentes

    http://www.goodnewsfinland.com/study-says-baltic-sea-diet-reduces-the-risk-of-obesity/rush.edu/news/pressreleases/mediterranean-diet-associated-slower-rate-cognitive-decline

    Kyttälä P, Erkkola M, Lehtinen-Jacks S, Ovaskainen ML, Uusitalo L, Veijola R, Simell O, Knip M, Virtanen SM, Finnish Children Healthy Eating Index (FCHEI) and its associations with family and child characteristics in pre-school children, Public Health Nutr. 2014 Nov;17(11):2519-27.

    Haapala EA, Eloranta AM, Venäläinen T, Jalkanen H, Poikkeus AM, Ahonen T, Lindi V, Lakka TA, Diet quality and academic achievement: a prospective study among primary school children, Eur J Nutr. 2016 Sep 9.

    Haapalaa EA, Aino-Maija Elorantaa, Taisa Venäläinena, Ursula Schwaba, Virpi Lindia and Timo A. Lakkaa, Associations of diet quality with cognition in children – the Physical Activity and Nutrition in Children Study, British Journal of Nutrition / Volume 114 / Issue 07 / October 2015, pp 1080-1087

Dubuc, MM, Aubertin-Leheudre M, en Karelis AD. Lifestyle Habits Predict Academic Performance in High School Students: The Adolescent Student Academic Performance Longitudinal Study (ASAP). International Journal of Environmental Research and Public Health 17, nr. 1 (december 2019): 243-258

Blomkvist, EAM, Rudjord Hillesund E, Helland SH, Simhan I, en Øverby NC. Diet and Neurodevelopmental Score in a Sample of One-Year-Old Children—A Cross-Sectional Study. Nutrients 11, nr. 7 (juli 2019): 1676-1688


 

Cookies

Si continúa haciendo clic en nuestra página, usted autoriza a que utilicemos cookies. Con ellas recopilamos datos y hacemos un seguimiento de lo que hacen nuestros visitantes en nuestra web. Con esta información mejoramos nuestra página y mostramos información adaptada a sus intereses. Si no acepta cookies, no podrá ver ningún vídeo ni compartir contenido en redes sociales. Más información.

Ajuste personalizado de cookies