Tratamiento del Coronavirus: un nuevo ángulo

martes 31-marzo-2020

Corona

El nuevo Coronavirus, inicialmente llamado 2019-nCoV y ahora renombrado SARS-CoV-2 (o SARS2 para abreviar), puede conducir a la enfermedad de COVID-19 después de la infección, y a la aparición de neumonía que causa bastante daño y puede ser mortal. El nuevo virus se asemeja al virus del SRAS (SARS-CoV), pero es más contagioso, lo que le ha permitido propagarse por todo el mundo en 3 meses. La forma en la que el virus logra multiplicarse a una velocidad tan alta es cada vez más clara. Esto también deja claras nuevas alternativas de tratamiento.

 

Proteínas Spike

El arma secreta del SARS-CoV-2 es una proteína, una llamada “proteína S (proteína spike)”, en la superficie del virus, con la que se une a nuestras células corporales. Esta  proteína spike  parece ser capaz de ser activada por la enzima furina a través de un sitio de enlace a furina. La furina se encuentra en prácticamente todas las membranas celulares de las células humanas y  especialmente en las de los pulmones, el hígado y el intestino delgado. De esta manera, el SARS-CoV-2 no sólo puede unirse fácilmente a través de sus proteínas spike, sino que también puede activarse directamente al enlazarse, lo que le permite activarse fácilmente en todo tipo de tejidos humanos. Otra causa que podría hacer que el virus se propague tan rápidamente es que parece que el virus se une con alta afinidad (diez veces más fuerte que el SARS-CoV) al receptor ACE2 (enzima convertidora de angiotensina 2) en las células del cuerpo. De esta forma, el virus parece tener múltiples maneras en las que puede propagarse rápidamente.

 

Inflamasoma NLRP3

Un virus SARS-CoV-2 activado puede por lo tanto provocar una respuesta inmune severa. Puede activar el inflamasoma NLRP3, lo que puede desencadenar una respuesta inmune grave con una "tormenta de citocinas" potencialmente mortal. Los inflamasomas son parte de nuestro sistema inmune innato: son oligómeros multi-proteicos que median las respuestas inflamatorias. El inflamasoma NLRP3 está regulado por el gen NLRP3. Este gen puede utilizar receptores de reconocimiento de patrones (PRR, por sus siglas en inglés, de Pattern Recognition Receptor), tales como los receptores tipo Toll (o Toll-like receptor TLRs), para detectar patrones moleculares vinculados a riesgos potenciales, conocidos como Patrones Moleculares Asociados a Peligros (DAMP) o Patrones Moleculares Asociados a Patógenos (PAMP). Los DAMP y los PAMP pueden activar al gen NLRP3 y por tanto, al inflamasoma. La activación de tal inflamasoma resulta en la liberación de grandes cantidades de interleucinas proinflamatorias, que provocan una inflamación para hacer frente al intruso. En el caso del SARS-CoV-2, se produce principalmente la interleucina 1β (IL-1β), una de nuestras citocinas más proinflamatorias. El inflamasoma NLRP3 puede causar la aparición de problemas respiratorios graves: El Síndrome de Dificultad Respiratoria Aguda (SDRA) o (Acute Respiratory Distress Syndrome, ARDS por sus siglas en inglés) y la Lesión Pulmonar Aguda (ALI por sus siglas en inglés), lo que puede provocar una (grave) neumonía.

 

Niños vs ancianos

Lo que es notable, en la epidemiología del virus SARS-CoV-2, es que el virus no parece afectar a los niños menores de 9 años. En los niños mayores, la infección casi siempre parece ser leve. Por el contrario, las personas mayores parecen más vulnerables al virus y las consecuencias de la infección también son más graves en ellos. La pregunta que esto plantea es, por supuesto: ¿se puede explicar esto?

Un ángulo interesante como hipótesis para el hecho de que los niños apenas se ven afectados, pero los ancianos se ven afectados más gravemente por el virus, puede ser la diferencia en la producción de melatonina entre estos dos grupos. La melatonina desempeña un papel en la inhibición del inflamasoma NLRP3. Actúa directamente sobre el receptor tipo Toll 2 (TLR2), que activa el inflamasoma NLRP3, inhibiendo así una respuesta inmune excesiva. Esto puede prevenir daños respiratorios más graves que pueden ocurrir como resultado de una infección con el nuevo Coronavirus. Otra manera a través de la cual la melatonina desempeña un papel en la inhibición del virus SARS-CoV-2 es mediante la inhibición de la expresión de los receptores ACE2 en las membranas celulares de las células. La melatonina es un inhibidor de calmodulina y se sabe que los inhibidores de calmodulina provocan que la célula secrete ACE2.  Menos ACE2 en la membrana celular significa menos opciones de enlace para el SARS-CoV-2. Los medicamentos como el ibuprofeno (un AINE) en realidad pueden tener el efecto de aumentar la expresión de ACE2 en las membranas celulares.

 

Melatonina

Por lo tanto, una producción óptima de melatonina parece ser capaz de proporcionar protección contra las graves consecuencias que la infección con SARS-CoV-2 puede implicar. Geng-Chin Wu et al. (2020) incluso demostró que el uso de un agonista del receptor de melatonina puede reducir o prevenir el daño causado por la ventilación artificial durante la infección por SARS-CoV-2. En comparación con los adultos, los niños pequeños producen mucha más melatonina: hasta 10 veces más. La producción de melatonina disminuye con la edad. Este hecho podría explicar por qué el inflamasoma NLRP3, y por lo tanto la respuesta inmune al Coronavirus, es muchas veces más fuerte en los ancianos que en los niños, con todas las graves consecuencias que esto conlleva.

 

Conocimiento en la Práctica

A la luz de lo anterior, las medidas preventivas de estilo de vida para promover la producción propia de melatonina en el cuerpo pueden ser efectivas para reducir la gravedad de los efectos de la infección por el Coronavirus. Piense en comer alimentos ricos en triptófano y melatonina tales como tomates (maduros), plátanos, pavo y pollo, una cena no demasiado tarde o demasiado abundante, no hacer ejercicio por la noche, suficiente relajación en las dos horas antes de acostarse, atenuar las luces y limitar el uso de pantallas o monitores durante la noche y finalmente asegurarse de tener un dormitorio fresco. Complementar la melatonina corporal a través de la suplementación también podría ser una opción. El uso de la suplementación de melatonina es seguro. Las dosis pueden variar de 0.2 a 0.5 mg para uso preventivo hasta incluso 50 mg para uso curativo (por un corto plazo) (Loh, D. (2020)). Dosis de decenas de miligramos se pueden tomar sin problemas por un corto tiempo.

 

Monografía de la melatonina

 

Referencias:

  1. Favero, Gaia, Lorenzo Franceschetti, Francesca Bonomini, Luigi Fabrizio Rodella, en Rita Rezzani. “Melatonin as an Anti-Inflammatory Agent Modulating Inflammasome Activation”. Review Article. International Journal of Endocrinology, 2017. https://doi.org/10.1155/2017/1835195.
  2. Lambert, Daniel W., Nicola E. Clarke, Nigel M. Hooper, en Anthony J. Turner. “Calmodulin Interacts with Angiotensin-Converting Enzyme-2 (ACE2) and Inhibits Shedding of Its Ectodomain”. FEBS Letters 582, nr. 2 (2008): 385–90. https://doi.org/10.1016/j.febslet.2007.11.085.
  3. Loh, D. (2020)Covid-19, pneumonia & inflammasomes – The melatonin connection.Hierwordenook concrete doseringsadviezengegeven, preventief en bij acute corona-infectiehttps://www.evolutamente.it/covid-19-pneumonia-inflammasomes-the-melatonin-connection/
  4. Lu, Roujian, Xiang Zhao, Juan Li, PeihuaNiu, Bo Yang, Honglong Wu, Wenling Wang, e.a. “GenomicCharacterisation and Epidemiologyof 2019 Novel Coronavirus: Implicationsfor Virus Origins and Receptor Binding”. The Lancet 395, nr. 10224 (februari 2020): 565–74. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(20)30251-8.
  5. Meeusen Joost - Melatonine in voeding. Leef Nu. 2006;29(29):17–8.
  6. Río, Beatriz del, Juana M. García Pedrero, Carlos Martínez-Campa, Pedro Zuazua, Pedro S. Lazo, en Sofía Ramos. “Melatonin, an Endogenous-Specific Inhibitor of Estrogen Receptor Alpha via Calmodulin”. The Journal of Biological Chemistry 279, nr. 37 (10 september 2004): 38294–302. https://doi.org/10.1074/jbc.M403140200.
  7. Walls, Alexandra C., Young-Jun Park, M. Alejandra Tortorici, Abigail Wall, Andrew T. McGuire, en David Veesler. “Structure, Function, and Antigenicity of the SARS-CoV-2 Spike Glycoprotein”. Cell, 9 maart 2020. https://doi.org/10.1016/j.cell.2020.02.058.
  8. Wu, Geng-Chin, Chung-Kan Peng, Wen-I Liao, Hsin-Ping Pao, Kun-Lun Huang, en Shi-Jye Chu. “Melatonin Receptor Agonist Protects against Acute Lung Injury Induced by Ventilator through Up-Regulation of IL-10 Production”. Respiratory Research 21, nr. 1 (6 maart 2020): 65. https://doi.org/10.1186/s12931-020-1325-2.
  9. Wu Hui-Mei, Zhao Cui-Cui, XieQiu-Meng, Xu Juan, Fei Guang-He, TLR2-Melatonin Feedback Loop Regulates the Activation of NLRP3 Inflammasome in Murine Allergic Airway Inflammation, Frontiers in Immunology 11, 2020, 172, DOI=10.3389/fimmu.2020.00172

Cookies

Si continúa haciendo clic en nuestra página, usted autoriza a que utilicemos cookies. Con ellas recopilamos datos y hacemos un seguimiento de lo que hacen nuestros visitantes en nuestra web. Con esta información mejoramos nuestra página y mostramos información adaptada a sus intereses. Si no acepta cookies, no podrá ver ningún vídeo ni compartir contenido en redes sociales. Más información.

Ajuste personalizado de cookies