El papel de la PQQ en los síntomas depresivos

martes 4-febrero-2020

Si sufre regularmente cambios de humor o sentimientos depresivos, o si ayuda a personas que luchan con trastornos depresivos, la PQQ es una sustancia interesante que se puede emplear en su tratamiento.

PQQ son las siglas de pirroloquinolina quinona. Es una sustancia similar a las vitaminas relacionada con las del grupo B. Los seres humanos no podemos producirla nosotros mismos, por lo que es esencial obtenerla a través de la alimentación.

La PQQ tiene muchas áreas posibles de aplicación clínica, ya que influye en muchos procesos fisiológicos.

La acción principal de la PQQ tiene lugar en las mitocondrias. Allí funciona como coenzima para el ciclo de Krebs, posee un potentísimo efecto antioxidante e induce la producción de nuevas mitocondrias, lo que también se llama mitogénesis. Está claro que la PQQ desempeña un papel muy importante en la producción de energía y en la inhibición del envejecimiento.

Estudios científicos demuestran que, además, la PQQ tiene un impacto tanto sobre nuestra microbiota como en el funcionamiento de nuestro sistema inmune, en la estimulación de la función cognitiva y a la hora de contrarrestar la neurodegeneración.

 

La PQQ protege el cerebro por varias vías

Está ampliamente descrito en la literatura científica que la PQQ protege el cerebro contra el daño oxidativo, y esta protección actúa contra el deterioro cognitivo como consecuencia de la neurodegeneración.

Neuroinflamación

También en el tratamiento de la depresión cumple un papel la PQQ. La depresión suele surgir como consecuencia de una reacción inflamatoria en el cerebro. Allí las citocinas proinflamatorias dan lugar a la aparición de síntomas de depresión neurológicos y psíquicos. Por tanto, está indicada para inhibir lo más rápidamente posible esta neuroinflamación dañina. La PQQ puede ayudar tanto a frenar la inflamación como a proteger el cerebro contra el daño oxidativo a consecuencia de esta neuroinflamación.

Exceso de glutamato

Además, existe otra manera en la que pueden originarse las enfermedades neurológicas o psiquiátricas, a saber, por exceso de glutamato. El glutamato es el principal neurotransmisor excitatorio del ser humano, y está muy implicado en todos los procesos de aprendizaje y en la formación de la memoria, pero también puede ser tóxico si no está bien regulado.

Idealmente, el glutamato se libera como neurotransmisor en el espacio sináptico y después se une a su receptor, el receptor NMDA. De esta forma se transmiten mensajes en el cerebro y el glutamato puede ejercer sus funciones, como ejecutar los procesos de aprendizaje y la memoria. El magnesio y el GABA tienen un papel importante en la regulación del receptor NMDA. Más información sobre el funcionamiento del receptor NMDA en este artículo

Se ha visto en estudios que la toxicidad neuronal inducida por exceso de glutamato tiene un gran papel en la aparición de diferentes patologías neurológicas y psiquiátricas, y con frecuencia provoca comportamiento depresivo. Si hay exceso de glutamato, por ejemplo, por una alta ingesta a través de la alimentación (como los aditivos del E-620 al E-625) o no funciona de forma óptima, por ejemplo, por un bajo nivel de magnesio, puede originarse una acumulación. El resultado puede ser el deterioro del receptor NMDA por procesos oxidativos y, en consecuencia, la aparición de cuadros sintomáticos como los de carácter depresivo. Por tanto, la protección del receptor NMDA contra el daño oxidativo es muy importante en el tratamiento o la prevención de las depresiones. La PQQ tiene ahí un gran papel: diversos estudios han demostrado que protege contra el daño inducido por glutamato o la muerte celular en el cerebro.

 

¿Qué alimentos contienen PQQ?

En la lista de los diez alimentos con las concentraciones más altas de PQQ están, entre otros, las habas de soja fermentadas, el perejil, el té verde, el kiwi, la papaya y la espinaca. Así, comer suficientes cantidades de estos alimentos ya puede ayudar en sí a obtener más PQQ. Sin embargo, a través de la alimentación solo tomamos 500 μg al día. Cuando aparecen síntomas depresivos puede ser útil suplir con un extra de PQQ para estimular la reparación y ofrecer protección contra mayores daños. Un estudio realizado en Japón en 2012 demostró una clara disminución de síntomas de depresión como el estrés, la fatiga y la baja calidad del sueño tras la suplementación oral con PQQ. Estos efectos positivos son importantes catalizadores en el tratamiento de la depresión.

 

¿Qué puede hacer en la consulta con esta información?

En la consulta, cada vez vemos más personas con problemas depresivos y de estado de ánimo. En primer lugar, es importante averiguar las causas de estos síntomas. A menudo la aparición de una depresión es multicausal. Por consiguiente, en la consulta es posible y a menudo imprescindible un amplio abanico de intervenciones. Además de intervenciones encaminadas a reducir el estrés y consejos sobre dieta, sueño y ejercicio, la suplementación puede ser un complemento valioso para sacar al paciente del círculo vicioso. Son posibles varios suplementos y productos fitoterapéuticos para los trastornos depresivos en función del mecanismo de acción que esté detrás. La PQQ se puede emplear con cualquier forma de depresión. No se conoce ninguna interacción con medicamentos. En el marco terapéutico, la dosis a manejar son 10-20 mg al día.

 

Referencias

  1. Ibi M. et.al. (2017) Depressive-like behaviors are regulated by NOX1/NADPH oxidase by redox modification of NMDA receptor 1; J Neurosci 2017 Apr 12;37(15):4200-4212
  2. Zang Q. et.al. (2011) The neuroprotective action of pyrroloquinoline quinone against glutamate-induced apaptosis in hippocampal neurons is mediated through the activation of PI3/Akt pathway; Toxicol Appl Pharmacol. 2011 Apr 1;252(1):62-72
  3. Nakano M. et.al. (2012) Effects of oral supplementation with pyrroloquinoline quinone on stress, fatigue and sleep; Functional foods in health and disease 2(8):307-324
  4. Aizenman E. et.al. (1992) Interaction of the putative essential nutrient pyrroloquinoline quinone with the N-methyl-D-aspartate receptor redox modulatory site; J Neurosci. 1992 Jun;12(6):2362-9
  5. Monografie PQQ, Natura Foundation, 2019 https://www.naturafoundation.nl/kenniscentrum/monografie/?monografieid=198

 

 

 

 

 

 

Cookies

Si continúa haciendo clic en nuestra página, usted autoriza a que utilicemos cookies. Con ellas recopilamos datos y hacemos un seguimiento de lo que hacen nuestros visitantes en nuestra web. Con esta información mejoramos nuestra página y mostramos información adaptada a sus intereses. Si no acepta cookies, no podrá ver ningún vídeo ni compartir contenido en redes sociales. Más información.

Ajuste personalizado de cookies