Siete signos de la falta de zinc

lunes 11-noviembre-2019

Según un estudio publicado en Comprehensive Reviews in Food Science and Food Safety, el zinc es "uno de los oligoelementos esenciales más relevantes dentro de la alimentación y la salud humanas". Y, sin embargo, muchas personas sufren sin saberlo una carencia de este importante mineral.

"El zinc se suele pasar por alto al ser tan baja su presencia en el organismo", afirma uno de los investigadores. "Pero como necesitamos tan poca cantidad, una deficiencia leve ya puede traer consecuencias negativas". A continuación, siete signos más algunos consejos para mejorar los niveles de zinc.

 

1. Problemas estomacales constantes

El zinc colabora con proteínas en casi todos los órganos, y ayuda a casi cien enzimas diferentes a realizar diversos procesos como el de la digestión. Este mineral es un cofactor en muchas funciones del tubo digestivo: sin él es difícil que tu cuerpo digiera los alimentos y absorba los nutrientes. "Los síntomas de una falta de zinc (como las náuseas, los vómitos y la diarrea) se confunden fácilmente con los de una intolerancia al gluten", afirman los investigadores. Intente comer alimentos ricos en zinc antes de empezar una dieta sin gluten. Buenas fuentes de zinc son mariscos como las ostras y los filetes de cerdo.

 

2. Dolor en los músculos

¿Entrena duro y sus músculos lo siguen recordando días después? Entonces quizá esté influyendo una carencia de zinc. Lo mismo se puede decir de los moratones que tardan en quitarse. Un déficit de zinc retrasa la curación de heridas. Obviamente, la velocidad de curación difiere entre una persona y otra y, en consecuencia, puede ser difícil establecer cuánto es tardar demasiado. Por tanto, para detectar un déficit fíjese en cambios en la resiliencia de su cuerpo.

 

3. La comida huele o sabe diferente

Este es un síntoma que a veces es difícil de percibir. El zinc es esencial para el buen funcionamiento del sentido del gusto. La mayoría de los receptores de sabor están en la cavidad nasal, y por eso el olor y el sabor están tan estrechamente relacionados. Si se da cuenta de que la comida ya no huele o sabe como es habitual, podría ser que tuviera un bajo nivel de zinc. Una buena manera de saber si es el caso es comer de manera consciente (mindful eating).

 

4. Resfriarse a menudo

Es importante no descuidar un resfriado. "Cuando no se tiene bastante zinc, pueden estropearse los sistemas que se ocupan de que haya una reacción inmune normal", según los investigadores. Por tanto, procure siempre que los resfriados no se vayan de las manos por una falta de zinc.

 

5. A los ojos les cuesta adaptarse a la oscuridad

Es normal que los ojos tarden unos segundos en adaptarse a la oscuridad. ¿Sigue sin ver tres en un burro pasados varios minutos? Puede ser señal de una carencia de zinc. El zinc es esencial para la formación de vitamina A, la cual es crucial para la buena salud ocular.

 

6. Le cuesta mantener la atención

¿Se le van continuamente los pensamientos? ¿No puede mantener la atención? Esto también puede indicar falta de zinc. "Es interesante, porque aún no se ha encontrado ningún mecanismo específico que explique la falta de atención debida al déficit de zinc. Pero lo que es seguro es que hay correlación", afirman los investigadores. "La bibliografía demuestra que influye en el tiempo que uno puede permanecer sentado concentrado en alguna cosa. Cuando las personas con carencia de zinc toman comida rica en este mineral, se producen cambios demostrables en su comportamiento". El zinc es un cofactor para una enzima que está implicada en la síntesis de unos ácidos grasos que son muy importantes para nuestras membranas celulares y, en consecuencia, para las de nuestras neuronas. Además, el zinc tiene un papel importante en la regulación de neuro- e inmunotransmisores.

 

7. El zinc estimula el metabolismo

El zinc es importante para que el metabolismo vaya bien. Ayuda al metabolismo de proteínas, hidratos de carbono y grasas. Por tanto, su déficit puede provocar falta de energía, lentitud y problemas para adelgazar.

 

Fuente

https://www.researchgate.net/journal/1541-4337_Comprehensive_Reviews_in_Food_Science_and_Food_Safety 

Cookies

Si continúa haciendo clic en nuestra página, usted autoriza a que utilicemos cookies. Con ellas recopilamos datos y hacemos un seguimiento de lo que hacen nuestros visitantes en nuestra web. Con esta información mejoramos nuestra página y mostramos información adaptada a sus intereses. Si no acepta cookies, no podrá ver ningún vídeo ni compartir contenido en redes sociales. Más información.

Ajuste personalizado de cookies