DPP-4 y la importancia de las endopeptidasas

martes 17-octubre-2017


La exopeptidasa DPP-IV ayuda a descomponer el gluten y las exorfinas en el tubo digestivo. Las exorfinas se han relacionado con permeabilidad intestinal y trastornos en el metabolismo de la dopamina. Pero las exopeptidasas degradan estas sustancias solo en parte.

 

La dipeptidil peptidasa 4 (DPP-4) es una enzima endógena que ayuda a descomponer los péptidos opioides (exorfinas). Las exorfinas son péptidos de cadena corta que pueden aparecer en el canal digestivo por una digestión insuficiente del gluten, la caseína y otros alimentos como la espinaca y la soja.

 

Pertenecen a las sustancias similares a la morfina. Por este motivo, también pueden unirse a receptores del sistema endorfínico y activar así el sistema de recompensa del cerebro, por ejemplo, mediante la producción de dopamina. En individuos sensibles, esto puede tener consecuencias psicológicas negativas, como trastornos en la percepción y comportamiento similar al TDAH.

 

Intestino permeable y sistema de recompensa 

Cuando hay intestino permeable, las exorfinas pueden llegar al torrente sanguíneo y estimular los receptores de endorfinas del cerebro. El resultado es una reacción de recompensa que es en parte la responsable de que a tus clientes les cueste tanto dejar el pan (exorfinas del gluten) y el queso (exorfinas de la caseína).

 

La exposición crónica a las exorfinas puede acarrear una endorfinorresistencia y desajustar varios sistemas relacionados con el endorfínico, como el sistema dopamínico, el equilibrio de la insulina, el metabolismo del cortisol, la histamina, el sistema inmune y la desintoxicación (enzimas P450).

 

Pero las proteasas no pueden descomponer la gliadina del todo, ya que no son capaces de dividir los enlaces de prolina que se hallan en la gliadina procedente del gluten y la caseína. La DPP-4 sí que puede. Tiene la propiedad de partir los enlaces peptídicos que siguen a una prolina en penúltima posición, liberando los dipéptidos que contienen prolina. No obstante, la exopeptidasa DPP-4 no puede romper los enlaces de prolina que estén en medio de una cadena de aminoácidos.

 

Las endopeptidasas descomponen más rápido las exorfinas 

Si un producto de DPP-4 también lleva endopeptidasas, la descomposición de exorfinas es considerablemente más rápida. Así, la prolil-endopeptidasa es capaz de romper los enlaces de prolina que están en medio de una cadena de aminoácidos, y no solo los de los extremos. Dicho de otro modo: la forma más rápida de degradar completamente el gluten no digerido es romper los enlaces de péptidos tanto a nivel interno como externo.

 

Así pues, un buen preparado de DPP-4 tiene que llevar tanto endopeptidasas (que rompen los enlaces internos) como exopeptidasas (los externos). Ello produce una mejor hidrólisis y una degradación más rápida del gluten, la caseína y otras proteínas que pueden dar lugar a la formación de exorfinas (como las de la soja y la espinaca).

 

Fuentes 

[1] Pruimboom L, de Punder K. The opioid effects of gluten exorphins: asymptomatic celiac disease. J Health Popul Nutr. 2015;33(24).

[2] de Punder K, Pruimboom L. The dietary intake of wheat and other cereal grains and their role in inflammation. Nutrients. 2013 Mar;5(3):771-87.

[3] Yuvi. Wheat Belly - William Davis. 2013.

[4] Hayes M. Bioactive peptides and their potential use for the prevention of diseases associated with Alzheimer’s disease and mental health disorders: Food for thought? Annals of Psychiatry and Mental Health. 2014 Dec 19;2(3):1017.

Cookies

Si continúa haciendo clic en nuestra página, usted autoriza a que utilicemos cookies. Con ellas recopilamos datos y hacemos un seguimiento de lo que hacen nuestros visitantes en nuestra web. Con esta información mejoramos nuestra página y mostramos información adaptada a sus intereses. Si no acepta cookies, no podrá ver ningún vídeo ni compartir contenido en redes sociales. Más información.

Ajuste personalizado de cookies