Las vitaminas del complejo B y la esquizofrenia

miércoles 22-marzo-2017

Las vitaminas del complejo B pueden ayudar a combatir los síntomas de la esquizofrenia. Es lo que demuestra el primer metaanálisis que se ha hecho nunca sobre este tema.  

 

Muchos pacientes esquizofrénicos toman antipsicóticos. Como complemento, hay ciertas vitaminas y minerales que pueden ayudar a controlar los síntomas. Así se pueden subsanar déficits de nutrientes, combatir el estrés oxidativo y modular rutas neurológicas. Un estudio reciente demuestra que aquí tienen un papel protagonista las vitaminas del complejo B.

 

Altas dosis de vitaminas del complejo B 

Tras analizar los datos de dieciocho estudios, se ha constatado que las vitaminas del complejo B reducen significativamente los síntomas de la esquizofrenia en comparación con el placebo. Síntomas de la esquizofrenia son, entre otros, las alucinaciones, los pensamientos paranoides y desorganizados, el habla incoherente y la nivelación emocional.

 

"Las altas dosis de vitaminas del complejo B pueden ayudar a combatir los síntomas de la esquizofrenia. Pero los estudios diferían mucho entre sí, por lo que no todos los resultados pudieron ser bien comparados. También puede ser que ciertos grupos de pacientes sean más sensibles a la terapia con vitaminas del complejo B porque, por ejemplo, ya tenían una carencia antes del estudio", comentan los científicos.

 

La B3, probable protagonista 

La vitamina B3 es importante para el funcionamiento normal del cerebro y el sistema nervioso, e históricamente desempeña un papel protagonista en la investigación sobre la esquizofrenia. El pionero en terapia ortomolecular Abram Hoffer empezó a tratar a pacientes esquizofrénicos con altas dosis de niacina y vitamina C ya en los años 50.

 

Si bien es cierto que las vitaminas B no pueden contemplarse separadas del complejo en el que aparecen, se cree que la vitamina B3 (niacina) tiene un papel principal en este efecto: los síntomas psiquiátricos de la primera fase de la deficiencia de B3 (pelagra) apenas se distinguen de los de la esquizofrenia.

 

La vitamina B3 también tiene gran importancia dentro de la psiquiatría ortomolecular, ya que la niacina se emplea para contrarrestar las alucinaciones, visiones y cambios de humor bruscos de algunas enfermedades psiquiátricas, entre ellas la esquizofrenia.

 

Elegir la terapia combinada 

 "También hay que ver los efectos de combinar nutrientes y multifórmulas favorables", afirman los investigadores. Pero entonces, ¿qué sustancias hay que usar más?

 

La vitamina B12 y el folato parecen tener un papel importante para una buena función cerebral. Tanto la carencia de B12 como de folato está asociado con depresión, demencia y esquizofrenia. La colina, que forma parte del complejo B, cada vez se usa en la actualidad con más frecuencia como terapia coadyuvante en el tratamiento con antipsicóticos de, por ejemplo, la psicosis y la esquizofrenia. Por tanto, cabe recomendar un preparado coadyuvante con el complejo B al completo.

 

También la vitamina C y el cinc han demostrado que pueden combatir los síntomas de la esquizofrenia, si bien este estudio aún debe replicarse. Finalmente, una ingesta subóptima de DHA (y EPA) durante mucho tiempo aumenta las probabilidades de sufrir trastornos en las áreas del pensamiento, comportamiento y estado de ánimo, como la depresión, el trastorno bipolar e incluso la esquizofrenia. Los ácidos grasos de pescado son por tanto un coadyuvante esencial.

 

¿Te interesa saber cuántas cosas más puede hacer la alimentación por nosotros y cómo aplicarlas en tu consulta? Apúntate a nuestro curso de terapia ortomolecular.

 

Fuentes 

Firth J, et al., The effects of vitamin and mineral supplementation on symptoms of schizophrenia: a systematic review and meta-analysis, Psychol Med. 2017 Feb 16:1-13

Cookies

Si continúa haciendo clic en nuestra página, usted autoriza a que utilicemos cookies. Con ellas recopilamos datos y hacemos un seguimiento de lo que hacen nuestros visitantes en nuestra web. Con esta información mejoramos nuestra página y mostramos información adaptada a sus intereses. Si no acepta cookies, no podrá ver ningún vídeo ni compartir contenido en redes sociales. Más información.

Ajuste personalizado de cookies