¿Por qué deberíamos celebrar reuniones caminando?

miércoles 31-agosto-2016

Estar sentado mucho tiempo seguido es muy malo para la salud. Ahora está de moda ponerle remedio a esta situación, sobre todo en la oficina. Esto explica la aparición de escritorios para trabajar de pie, yoga de oficina y reuniones andando. ¿Pero de verdad funcionan? 

 

Hoy en día el entorno de las oficinas se caracteriza en general por el comfort físico. Dado que ninguna especie animal desperdicia energía innecesariamente, cabe esperar que tampoco el ser humano se va a mover si no es necesario. Los empleados de oficina cumplen ampliamente esta expectativa pero, mientras tanto, el cuerpo paga un alto precio.

 

Quienes pasan la mayor parte del tiempo sentados tienen un 112% más de probabilidad de sufrir diabetes, un 147% más de padecer enfermedades cardiovasculares y un 49% más de mortalidad total. Las personas sedentarias, además, presentan con más frecuencia niveles de colesterol elevados, lumbalgias, cáncer intestinal y mala circulación. ¿Han conseguido estas estadísticas despertar tu instinto de supervivencia? ¿Estás ya pedaleando sin parar debajo tu escritorio? 

Pensar evolutivamente

Si no cambiamos por iniciativa propia, tendremos que organizar nuestro entorno de tal manera que no nos quede otro remedio que entrar en acción. Es algo que podría llamarse "pensar evolutivamente". Se puede aplicar, por ejemplo, mediante escritorios para trabajar de pie y reuniones caminando. Y es que siempre es más fácil elegir lo sano cuando lo insano no es una opción, pero ¿tiene esto beneficios reales para la salud?

 

Estudios han demostrado que trabajar de pie hace que se quemen más calorías. También combate el sobrepeso y tiene efectos positivos sobre el cerebro. Pero también sobre la productividad tiene consecuencias beneficiosas. Las personas que trabajan de pie resultaron ser hasta un 46% más productivas. Sin embargo, trabajar demasiado tiempo de pie tampoco es bueno: produce mala circulación, como pueden confirmar muchos epleados comerciales. Se trata, por tanto, de encontrar un buen equilibrio.

Reuniones caminando

No estamos hechos para estar mucho tiempo sentados, pero tampoco para correr maratones. Caminar beneficia la salud mucho más. Las principales ventajas son un mejor estado del corazón, los vasos sanguíneos y los pulmones, menor probabilidad de cardiopatías, hemorragias cerebrales y diabetes, menores valores de presión alta, menos dolores musculares y articulares, huesos más fuertes y menos grasa abdominal. Esto puede prolongar la esperanza de vida por tres años.

 

Para beneficiarnos de todas estas ventajas tenemos que subirnos al coche de San Fernando un mínimo de 30 minutos al día. Como las reuniones rara vez duran menos (normalmente bastante más), parece algo prometedor. ¿O quizá, como al trabajar de pie, la gente se volvería más productiva y de pronto empezaría a tomar decisiones mucho más rápido? 

No sustituye un estilo de vida activo

Parece todo muy saludable, pero hay un pero: si una persona pasa sentada un total de más de diez horas al día, se anulan todos los efectos beneficiosos de las reuniones caminando o el yoga de oficina. Por tanto, las reuniones caminando no sustituyen un estilo de vida sano y activo. 

 

Porque es a este al que está adaptado nuestro genoma: una vida activa y al aire libre en la que el ser humano a veces tiene que esforzarse y a veces relajarse para ganarse el sustento. Es bonito querer recuperar esta parte de nuestra evolución en nuestra vida de hoy. Solo falta convertir la moda en una buena costumbre.

Fuentes

  1. Gregory Garretta, Mark Bendena, Ranjana Mehtaa, Adam Pickensa, S. Camille Peresa & Hongwei Zhao, Call Center Productivity Over 6 Months Following a Standing Desk Intervention, IIE Transactions on Occupational Ergonomics and Human Factors, 24 May 2016.
  2. Hannah E. Kling, Xuan Yang, Sarah E. Messiah, Kristopher L. Arheart, Debi Brannan, Alberto J. Caban-Martinez, Opportunities for Increased Physical Activity in the Workplace: the Walking Meeting (WaM) Pilot Study, Miami, 2015. Prev Chronic Dis 2016;13:160111
  3. McCarthy et al., The impact of cardio-respiratory fitness on an individual’s metabolic response to prolonged sitting and light activity breaks, Diabetes and Stratified Medicine, 2012.
  4. O\'Keefe J.H., Vogel R., Lavie C.J., Cordain L., Exercise Like a Hunter-Gatherer: A Prescription for Organic Physical Fitness, May–June, 2011 Volume 53, Issue 6, Pages 471–479.

Cookies

Si continúa haciendo clic en nuestra página, usted autoriza a que utilicemos cookies. Con ellas recopilamos datos y hacemos un seguimiento de lo que hacen nuestros visitantes en nuestra web. Con esta información mejoramos nuestra página y mostramos información adaptada a sus intereses. Si no acepta cookies, no podrá ver ningún vídeo ni compartir contenido en redes sociales. Más información.

Ajuste personalizado de cookies