monográficos


L-Glutamina

Terapia ortomolecular

descargar como PDF

actuación

El aminoácido L-glutamina está implicado en más procesos metabólicos que ningún otro. Así por ejemplo, participa en el equilibrio ácido-base, la regulación del volumen celular, el metabolismo de la proteína, grasa e hidratos de carbono y es un combustible para los intestinos y para las células del sistema inmune.

La L-glutamina es además esencial para el tejido muscular, donde es el aminoácido más común y más usado, y constituye por así decir la fuerza impulsora que hay detrás de la síntesis muscular, además de resultar asimismo de importancia esencial para el sistema inmune y la síntesis de glutatión, en combinación con la N-acetil cisteína (NAC).
 
En el sistema nervioso central (SNC) desempeña un papel de gran importancia, como se ve entre, otros aspectos, en el hecho de que resulta el aminoácido más común en el líquido cefalorraquídeo. Como la L-glutamina en principio puede elaborarla el propio cuerpo (en particular en el músculo esquelético), fue clasificada como no esencial y por este motivo hasta fechas recientes no fue objeto de mucha investigación. Sin embargo, en los últimos años se ha visto que en determinadas circunstancias este aminoácido sí puede volverse esencial y hay gran cantidad de situaciones en las que la producción propia puede no ser suficiente, como tras operaciones de importancia o en atletas que realicen grandes esfuerzos.

La L-glutamina es muy importante para el sistema inmune, en concreto para los linfocitos y los macrófagos. Estas células consumen grandes cantidades de glutamina, incluso cuando no hay ninguna infección, pero en las reacciones inmunes el consumo se incrementa de forma dramática. Cuando entonces la síntesis endógena de glutamina no es suficiente, esto supone un coste para la respuesta inmunitaria. La glutamina reviste una gran importancia para la función inmunitaria en las mucosas de las vías respiratorias y el tracto gastrointestinal. En estas zonas se produce s-IgA, anticuerpo que forma allí la primera defensa. La L-glutamina ayuda a restablecer el nivel de producción de s-IgA si este se ha visto alterado.

Otro aminoácido emparentado con la glutamina, el ácido glutámico, cumple en el sistema nervioso central una serie de importantes funciones clave. Así por ejemplo, constituye un destacado neurotransmisor excitatorio y también puede transformarse en el neurotransmisor inhibitorio GABA (ácido gamma-aminobutírico). Además de todo ello, la glutamina es, junto con la glucosa, el combustible de las células cerebrales. Finalmente, el ácido glutámico tiene también un importante efecto desintoxicante.
 
Sin embargo, el ácido L-glutámico, al igual que la mayoría de los demás aminoácidos, tiene dificultades para atravesar la barrera hematoencefálica. Frente a esto, la L-glutamina es uno de los pocos que pueden cruzarla con facilidad, tras lo cual, una vez en el cerebro, se transforma rápidamente en glutamato (ácido glutámico). El ácido glutámico puede volver a transformarse en glutamina mediante la captación de un grupo amino a partir de amoniaco. De esta forma, la glutamina se encarga de la desintoxicación de amoniaco sobrante en el cerebro.

La glutamina protege asimismo contra los efectos del alcohol y reduce el deseo de esta sustancia y en algunos casos de azúcar.

Además, el ácido glutámico es un componente del fólico y forma parte del compuesto de cromo que se conoce como factor de tolerancia a la glucosa (GTF).

indicaciones

  • infecciones crónicas
  • práctica deportiva intensa
  • síntesis de glutatión
  • inmunodeficiencia (p. ej. SIDA)
  • fenómenos de abstinencia de alcoholismo y adicciones en general
  • gastritis
  • úlcera de estómago y duodeno (también colitis ulcerosa)
  • sobreestimulación motora y sensorial
  • terapia complementaria en quimio y radioterapia
  • síndrome del intestino permeable
  • reprogramación metabólica

contraindicaciones

En las dosis indicadas no se conocen contraindicaciones de la L-glutamina.

efectos secundarios

Que se conozca, la L-glutamina a las dosis recomendadas no produce efecto secundario alguno.

interacciones

Es posible la aparición de interacciones con fármacos convencionales o naturales. Consultar al respecto a un especialista.

referencias

  1. Monograph: L-Glutamine. Alternative Medicine Review. Volume 6, Number 4 2001. 406-410.
  2. Amores-Sanchez MI, Medina MA. Glutamine, as a precursor of glutathione, and oxidative stress. Mol Genet Metab 1999; 67: 100-15.
  3. Antonio J, Street C. Glutamine: a potentially useful supplement for athletes. Can J Appl Physiol 1999; 24: 1-14.
  4. Buchman AL. Glutamine for the gut: mystical properties or an ordinary amino acid? Curr Gastroenterol Rep 1999; 1: 417-23.
  5. Calder PC, Yaqoob P. Glutamine and the immune system. Amino Acids 1999; 17: 227-41.
  6. Castell LM, Newsholme EA. Glutamine and the effects of exhaustive exercise upon the immune response. Can J Physiol Pharmacol 1998; 76: 524-32.
  7. Field CJ, Johnson I, Pratt VC. Glutamine and arginine: immunonutrients for improved health. Med Sci Sports Exerc 2000 Jul;32(7 Suppl):S377-388.
  8. Garlick PJ. Assessment of the safety of glutamine and other amino acids. J Nutr. 2001 Sep;131(9 Suppl):2556S-61S.
  9. Griffiths RD. Outcome of critically ill patients after supplementation with glutamine. Nutrition 1997; 13: 752-74.
  10. Klimberg VS, Souba WW, Salloum RM, et al. Glutamine-enriched diets support muscle glutamine metabolism without stimulating tumor growth. J Surg Res 1990;48:319-323
  11. Labow BI, Souba WW. Glutamine. World J Surg 2000 Dec;24(12):1503-113.
  12. Loman S. Glutamine; van basale wetenschap naar klinische toepassing. De Orthomoleculaire Koerier 1999; 74: 19-25.
  13. Medina MA. Glutamine and cancer. J Nutr. 2001 Sep;131(9 Suppl):2539S-42S; discussion 2550S-1S.
  14. Miller AL. Therapeutic considerations of L-glutamine: a review of the literature. Altern Med Rev 1999; 4: 239-248.
  15. Nissim I. Newer aspects of glutamine/glutamate metabolism: the role of acute pH changes. Am J Physiol 1999; 277: F493-F47.
  16. Novak F, Heyland DK, Avenell A, Drover JW, Su X. Glutamine supplementation in serious illness: a systematic review of the evidence. Crit Care Med. 2002 Sep;30(9):2022-9.
  17. Patrick L. Nutrients and HIV: part three - N-acetylcysteine, alpha-lipoic acid, L-glutamine, and L-carnitine. Altern Med Rev 2000 Aug;5(4):290-305.
  18. Rohde T, Krzywkowski K, Pedersen BK. Glutamine, exercise, and the immune system--is there a link? Exerc Immunol Rev 1998; 4: 49-63.
  19. Werbach MR. Nutritional influences on illness. Tarzana, California: Third Line Press, 1996.
  20. Ziegler TR, Szeszycki EE, Estivariz CF, Puckett AB, Leader LM. Glutamine: from basic science to clinical applications. Nutrition 1996; 12: S68-S70.
  21. Ziegler TR. Glutamine supplementation in cancer patients receiving bone marrow transplantation and high dose chemotherapy. J Nutr. 2001 Sep;131(9 Suppl):2578S-84S; discussion 2590S.