Noticias

Lunes 29 Octubre 2018

El déficit de omega 3 es un factor de riesgo de parto pretérmino

La falta de ácidos grasos EPA y DHA en los primeros seis meses del embarazo produce un aumento significativo del riesgo de nacimiento prematuro, según un nuevo estudio danés. 

 

El parto pretérmino es una importante causa de muerte de recién nacidos, y está vinculado a numerosos problemas de salud: no solo durante el desarrollo del niño, sino también durante su vida adulta, provoca, entre otros trastornos, alteraciones cognitivas y afecciones cardiometabólicas (enfermedades cardiovasculares, diabetes y patologías renales). Esta investigación de la Harvard T.H. Chan School y el Statens Serum Institut sugiere que las bajas concentraciones en sangre de ácidos grasos omega 3 (especialmente, EPA y DHA) puede ser un gran factor de riesgo para los partos prematuros. El estudio está publicado en EBioMedicine [1].


Las investigaciones llevan décadas demostrando que el alto consumo de EPA y DHA reduce la probabilidad de parto pretérmino. No obstante, los resultados de estos estudios no siempre son consistentes. En esta nueva investigación se ha intentado averiguar por primera vez si una cantidad insuficiente de ácidos grasos omega 3 en los primeros seis meses de embarazo está asociada con un mayor riesgo de nacimiento prematuro. 


Riesgo hasta 48 veces mayor

Para el estudio se observaron los datos del Danish National Birth Cohort: un estudio nacional danés que les hace un seguimiento a 96.000 niños. Los investigadores analizaron los valores hematológicos de 376 mujeres cuyos hijos habían nacido en la semana 34 o antes, y de 348 mujeres cuyos embarazos fueron a término. Todas las mujeres se hicieron análisis de sangre durante el primer y segundo trimestre de su embarazo. 


Los resultados demostraron que las mujeres con los niveles más bajos de EPA y DHA (del 1,6% o menos) tenían diez veces más riesgo de parto pretérmino en comparación con las mujeres con un valor del 1,8% o más. Cuando los investigadores miraron solo las mujeres que tenían siempre las concentraciones más bajas de ácidos grasos omega 3, el riesgo resultó hasta 48 veces mayor.  


Implicaciones

En las investigaciones rara vez se halla un efecto así de grande, pero los investigadores consideran fiables los resultados. En su opinión, indican una relación causal entre los niveles de EPA y DHA en sangre y el riesgo de parto prematuro espontáneo. Además, añaden la observación de que el estudio se ha realizado en Dinamarca, donde los nacimientos pretérmino son poco frecuentes. Por tanto, recomiendan repetirlo también en otros países. 


Por último, un investigador afirma: "Los resultados de este estudio respaldan la importancia de consumir suficiente EPA y DHA durante el embarazo, ya sea comiendo pescado o tomando suplementos de aceite de pescado para ayudar a prevenir el parto prematuro" [2].

 

Fuentes

[1] S.F. Olsen, T.I. Halldorsson, A.L. Thorne-Lyman, M. Strøm, S. Gørtz, C. Granstrøm, P.H. Nielsen, J. Wohlfahrt, J.A. Lykke, J. Langhoff-Roos, A.S. Cohen, J.D. Furtado, E.L. Giovannucci, W. Zhou, Plasma Concentrations of Long Chain N-3 Fatty Acids in Early and Mid-Pregnancy and Risk of Early Preterm Birth, EBioMedicine, September 2018, volume 35, DOI: https://doi.org/10.1016/j.ebiom.2018.07.009

[2] https://www.nutraingredients.com/Article/2018/08/07/Low-DHA-and-EPA-a-strong-risk-factor-for-preterm-birth-Danish-data