Noticias

Domingo 12 Febrero 2017

¿Qué ajo funciona mejor para las complicaciones de la diabetes?

Investigadores de las universidades de Liverpool y Manchester (Reino Unido) han comparado el potencial del ajo negro con el del ajo fresco para el posible control de las complicaciones de la diabetes. El ajo negro también es conocido como ajo fermentado o "envejecido". Los resultados son asombrosos.
 

La reticulación y las complicaciones        

La hiperglucemia crónica y la diabetes tipo 2 traen consigo para el cliente complicaciones a largo plazo, por ejemplo, en los ojos, los nervios, los vasos sanguíneos, los riñones y la piel. Esto trae como consecuencia el aumento de la carga patológica y una mayor probabilidad de morir prematuramente. Para saber cómo puede el ajo (Allium sativum) intervenir en este problema, primero tenemos que saber cómo se originan dichas complicaciones.

 

La hiperglucemia, un nivel de azúcar en sangre más elevado de lo normal, aumenta la glicación de las proteínas propias del cuerpo, tras lo cual aparecen diversas reticulaciones en distintas fases entre estas proteínas. Estas reticulaciones se denominan PGA, es decir, productos de la glicación avanzada.

 

Los PGA dificultan el funcionamiento de las proteínas, contribuyendo así a la aparición de complicaciones en caso de diabetes. Estas se ven agravadas, a su vez, por la acción de los radicales libres que se liberan en este proceso. Suena fuerte: ¿acaso hay algo que se pueda hacer desde la consulta naturopática?

 

Medicinas y productos naturales 

En este momento, en el mundo de la ciencia se está prestando mucha atención al desarrollo de medicinas que puedan romper las reticulaciones entre las proteínas o que puedan ayudar de algún otro modo. Según los investigadores, ninguna de ellas ha recibido aún la aprobación para realizar las pruebas clínicas. Y señalan que apenas se estudian productos naturales que podrían ofrecer resultados. Y es una lástima, también en opinión de los científicos.

 

 "Se ha visto en estudios que los nutrientes que tienen propiedades antioxidantes y antiglicantes se pueden utilizar de forma segura, como coadyuvantes junto a tratamientos existentes para evitar las complicaciones de la diabetes".

 

Ajo negro frente a ajo fresco 

La atención de los científicos se dirigió principalmente al ajo. Y es que se sabía de hace tiempo que el ajo tiene propiedades tanto antioxidantes como antiglicantes. En el estudio, se fijaron en si había diferencias significativas al respecto entre el ajo fresco y el ajo negro. Y resultó que así era.

 

El ajo negro es más potente contra los PGA 

Se vio que el ajo negro tiene una acción contra la formación de PGA más potente que el fresco. A una concentración de 15 mg/ml, el ajo fresco frena el 33,5% de los PGA, mientras que el ajo negro frena nada menos que el 56,4% a una concentración similar. A concentraciones más bajas, la diferencia no era tan notable.

 

El ajo negro es un antioxidante más potente 

Como ya se ha dicho, los radicales libres tienen un papel en el agravamiento de las complicaciones en caso de diabetes. También la fuerza oxidativa del ajo negro resultó ser más potente que la del fresco. El ajo fresco posee aproximadamente la capacidad antioxidante de la vitamina C. El ajo fresco está un poco por debajo.

 

Ajo fresco, mejor quelación 

¡En esta área el ajo negro no puede reemplazar al fresco! En cuanto a la quelación, el ajo fresco gana a la variante oscura. La quelación es el proceso por el cual los metales forman compuestos en el cuerpo para poder ser excretados. Sobre todo si se come mucho pescado y mucho marisco, el ajo fresco puede ser un buen aliado.

 

El ajo negro es más rico en flavonoides 

Finalmente, el ajo negro contiene una concentración significativamente mayor de fenoles, flavonoides y flavonoles. Estas sustancias vegetales secundarias también son llamadas fitonutrientes. Los fitonutrientes son toda clase de sustancias bioactivas procedentes del mundo vegetal de las que continuamente se están descubriendo nuevas funciones fisiológicas.

 

Su fuerza está en la fermentación  

El ajo negro se obtiene cuando se deja fermentar el ajo blanco fresco a una temperatura y humedad específicas durante un periodo de hasta veinte meses. Debe su nombre al color oscuro que toma durante este periodo. Durante el proceso de fermentación se producen compuestos sulfurosos hidrosolubles únicos, como la S-alil cisteína (SAC) y la S-alil mercaptocisteína (SMAC), con una biodisponibilidad oral significativamente mayor que la de los compuestos del ajo común. 

 

Aunque ambos tipos de ajo muestran efectos beneficiosos para la salud, el ajo negro está creciendo en popularidad debido a algunas ventajas sustanciales. Mientras que el ajo blanco puede provocar efectos secundarios gastrointestinales, esto sucede muy raramente con la forma fermentada. Además, los efectos no deseados como el sabor picante y el fuerte olor prácticamente desaparecen durante el proceso de maduración. Por otra parte, hasta hoy no se han detectado interacciones desfavorables con otros medicamentos, y no es tóxico a altas dosis.

 

 

Los conocimientos recogidos en este artículo proceden de nuestros cursos de formación. ¿Quieres saber también cómo aplicarlos en tu práctica clínica? ¡Inscríbete hoy mismo en el curso de terapia ortomolecular! Inscríbete a los cursos: www.naturafoundation.es/to

 

 

Fuente 

Elosta, A. et al. Aged garlic has more potent antiglycation and antioxidant properties compared to fresh garlic extract in vitro, Sci. Rep. 7, 39613 (2017)